Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en la presentación de la campaña "Trabajar no es un juego" de CEAR

Madrid, 12.11.1997

Como Presidenta de Honor de la Comisión Española de Apoyo al Refugiado, vengo con especial satisfacción e interés para presidir este acto y apoyar la presentación de la Campaña "Trabajar no es un juego", dedicada durante este curso a la erradicación del trabajo infantil.

Celebro igualmente tener ocasión de expresar públicamente mi apoyo a la dedicación y eficacia con que CEAR cumple los objetivos para los que fue creada, labor que hoy más que nunca quiero identificar en la persona de su vicepresidente, Juan María Bandrés.

Desde aquí deseo expresarle mi deseo más ferviente de que su situación clínica mejore y que pronto podamos tenerle nuevamente entre nosotros, para que continue el ejemplar trabajo que estaba realizando.

La Campaña que hoy presentamos significa adoptar una postura resuelta frente a la explotación de la mano de obra infantil. Un tema crucial para el porvenir de nuestra civilización y para los valores que proclama y defiende, porque en torno a este asunto se plantean principios tan decisivos como el respeto a la dignidad de la persona y a sus derechos fundamentales.

De su adecuada solución depende también la posibilidad de alcanzar un modelo de desarrollo equilibrado, que facilite la redistribución de la riqueza y la mejora de las condiciones de vida de los más pobres.

Ningun aspecto de la desigualdad es más destructivo que el trabajo infantil. Agota prematuramente nuestro mejor activo, que son las nuevas generaciones, rebaja su nivel de instrucción y formación, y compromete, por tanto, las capacidades y expectativas futuras de áreas enteras del planeta.

Ningún aspecto de la desigualdad es más destructivo que el trabajo infantil.

Por afectar a los más débiles e indefensos es especialmente cruel y contribuye en alto grado a limitar el futuro de cuantos lo sufren, y por tanto, el de la sociedad entera.

Un problema de tal envergadura sólo es posible solucionarlo con la cabeza y sentirlo apasionadamente con el corazón, adoptando criterios rigurosos y eficaces cuya implantación garantice servicios sociales básicos como la educación y la salud.

Plantear soluciones desde un punto de vista global, estableciendo prioridades en su tratamiento es igualmente una cuestión fundamental, dado que por distintos condicionamientos económicos, culturales y sociológicos la resolución de esta cuestión no puede abordarse en un corto espacio de tiempo.

Así lo ha entendido la Organización Internacional del Trabajo con la creación del Programa Internacional de Erradicación del Trabajo Infantil, que es el eje en torno al cual giran y son efectivos los programas nacionales; la cooperación de los expertos y las organizaciones humanitarias, y la asignación y distribución de los recursos necesarios.

España está desarrollando en este sentido una labor ejemplar, dirigida especialmente a los países iberoamericanos, con quienes compartimos una misma lengua y una mentalidad y una cultura comunes. La Agencia Española de Cooperación Internacional encabeza esta cooperación y marca el camino a seguir, mediante su apoyo y asistencia a los programas elaborados por casi todos los países sudamericanos y algunos de Centroamérica.

Éste es el marco en el que CEAR quiere insertar su campaña, aportando su capacidad y experiencia al objetivo más urgente en el área del trabajo infantil: eliminar sus formas más perniciosas, que se realizan en actividades peligrosas y en lamentables condiciones de seguridad e higiene, y rehabilitar a quienes los han padecido, abriendo un futuro humano a sus vidas.

De todo corazón saludo y me uno a este empeño, con el que CEAR demuestra una vez más su compromiso de aliviar el sufrimiento que sacude a nuestro mundo y nos invita a tomar parte en la construcción de una Comunidad Internacional más justa y solidaria para con los más pequeños.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+