Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Brindis de Su Majestad el Rey en la cena ofrecida en honor del Presidente de Costa Rica

Costa Rica(San José), 16.09.1977

S

eñor Presidente:En el año 1930 un ilustre compatriota vuestro, don Ricardo Fernández Guardia le decía a otro ilustre costarricense, don Mario Sancho, que se aprestaba por primera vez a visitar España, que "en esa hermosa y amada tierra, la hospitalidad no es una palabra yana". Hoy, casi medio siglo después, podemos, con toda justicia devolveros la frase y deciros que, en esta entrañable y querida tierra de Costa Rica, la hospitalidad no es tampoco una palabra yana, sino, como el propio Mario Sancho escribía, refiriéndose a la de España, "cosa real, cálida y alegre, como el sol".

Mucho nos habían hablado de la cordialidad e hidalguía del pueblo costarricense. Pero hemos de confesaros que la realidad ha superado todas nuestras expectativas.

La gratitud, dijo un profesor español, es la memoria del corazón. Nosotros podemos aseguraros que, ni la Reina ni yo, olvidaremos jamás estas horas, más breves de lo que hubiéramos deseado, en que hemos convivido y disfrutado de la hospitalidad y cordialidad del pueblo de Costa Rica; horas en que nos habéis colmado de atenciones y de sinceras muestras de cariño, que entendemos no sólo van dirigidas hacia nuestras personas, sino también hacia España, por lo que os las agradecemos doblemente.

No podemos olvidar tampoco, y considero oportuno recordarlo, cuando aún está viva la emoción del reencuentro con otro país hermano, que en momentos decisivos os habéis ofrecido para representar nuestros intereses en él. España aceptó entonces vuestro ofrecimiento, segura de que habríais de cumplir, a través de vuestra Embajada, tan delicada tarea, como lo habéis hecho, con la mayor eficacia y dignidad.

Señor Presidente:Las conversaciones que hemos mantenido en estos días habrán de concretarse en el eficaz y promisorio trabajo de nuestros Gobiernos. Estoy seguro de que, a través del entendimiento que siempre ha presidido nuestras relaciones, lograremos un futuro de plena identidad de objetivos y de estrecha cooperación en todos los ámbitos, para mutuo beneficio de Costa Rica y España.

Al acercarse el momento de la partida, quisiera encontrar las palabras adecuadas para expresaros todos nuestros reconocimientos por las inolvidables atenciones que nos habéis dispensado. Nuestro agradecimiento se extiende al pueblo de Costa Rica, por la cordialidad y el calor con que nos ha recibido.

Recordando vuestra visita a España -la primera que nos hiciera un Jefe de Estado, después de nuestra subida al trono-, permitidme que os convoque a renovarla oficialmente, con el fin de reanudar en breve nuestro fraternal diálogo.

Por último, señor Presidente, quisiera brindar por la serena prosperidad y grandeza de Costa Rica, por la felicidad continuada de su pueblo y por vuestra dicha personal y de vuestra encantadora esposa.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+