Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Ayuntamiento de El Ferrol

La Coruña(El Ferrol), 30.07.1976

L

a visita a El Ferrol del Caudillo es para mí objeto de particular emoción.

En primer lugar, porque ésta fue la cuna del Generalísimo, gran figura de nuestra historia, a quien me honro en renovar un público homenaje en esta ciudad cuyo nombre egregio va unido para siempre al del más ilustre de sus hijos.

En segundo lugar, porque he sido educado corno militar al servicio de España. El Ferrol es, por origen y por destino, una ciudad esencialmente militar. Su vinculación permanente a los intereses superiores de la defensa nacional le imprimen carácter como en pocas ciudades del mundo. El espíritu castrense se refleja en sus fortalezas, en sus edificios, en su manera de ser. Nuestra Marina de Guerra tiene en ella una de sus bases más tradicionales e importantes. Al expresar mis mejores saludos y enhorabuena a todas las Fuerzas Armadas que la guarnecen, quiero recordarles la especial responsabilidad que les compete, que les obliga a redoblar su esfuerzo y su ejemplaridad.

En tercer lugar, porque esta ría, de extraordinaria belleza, es hoy, al propio tiempo que un vértice de nuestra política bélica, un gran emporio de desarrollo industrial. Pero todo desarrollo aporta nuevos problemas sociales. Soy bien consciente de cómo hoy el mundo de la construcción naval atraviesa una profunda crisis, y también los ímpetus que el desarrollo de las industrias y de los grandes transportes puede afectar a otras fuentes tradicionales de riqueza y a la limpieza de nuestras costas. Conozco el cambio en las formas de convivencia que se está produciendo, el tránsito hacia una gran comunidad industrial en torno a estas vías, antes idílicas zonas de campesinos y pescadores.

Todo ello es oportuno símbolo y recordatorio de que la historia no se para y de que la evolución es necesaria para el progreso. Lejos de mirar hacia atrás, hemos de apuntar siempre hacia adelante y recoger con firmeza todos los desafíos de los tiempos nuevos.

A ello os invito, después de renovar hoy mi contacto con vosotros y con vuestros problemas. Juntos hemos de trabajar por una España cada vez más moderna, más próspera y más justa. Quedan atrás las conciencias del pasado y hagamos todos un esfuerzo de mutua comprensión y entendimiento. Siempre contaréis conmigo para ello.

Adelante, pues, y todo lo para los ferrolanos y todos los ribereños de esta ría admirable.

¡ Viva El Ferrol! ¡ Viva Galicia! y ¡Viva España!.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+