Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la recepción ofrecida al Cuerpo Diplomático acreditado en España

Palacio Real de Madrid, 12.01.1976

E

xcelentísmo señor nuncio, mucho agradecemos vuestra presencia hoy en este Palacio Real de la capital de España, así como vuestras amables manifestaciones y vuestra felicitación por el nuevo año. También la Reina y yo os deseamos la mayor prosperidad y ventura personales, en unión de vuestras familias.

Es la primera ocasión en que, como Rey, me es dado acogeros en cuanto dignos representantes de tantos nobles pueblos con los que España mantiene las más amistosas relaciones. Quiero por ello aseguraros desde ahora la más cordial recepción por mi parte en el curso de vuestra importante misión y mi más sincera disposición de facilitar y fomentar cuanto sea posible las relaciones entre vuestros gobiernos y vuestros pueblos con el gobierno español y con todos los estamentos de nuestra sociedad nacional.

El señor nuncio ha pronunciado unas cariñosas palabras hacia el pueblo de mi país que quiero agradecer con el mismo espíritu de afecto y consideración que las ha inspirado. Efectivamente, yo sé que el pueblo español os acoge con cordialidad y respeto, que vuestra presencia y la de todos vuestros compatriotas es muy grata entre nosotros. El pueblo español ha sido siempre hospitalario, nunca hemos gustado del aislamiento ni aprobado la discriminación.

El pueblo español es universal por naturaleza y por vocación, y uno de sus legítimos orgullos es ser a su vez raíz de un gran conjunto de pueblos hispanoamericanos, a los que quiero dedicar un familiar saludo. España no se concibe encerrada en sí misma, sino abierta a los cuatro puntos cardinales, en dinámico impulso de participación en la construcción de un futuro mejor no sólo para nosotros, sino para toda la humanidad.

Tened por seguro, señores embajadores, y os ruego lo transmitáis así a vuestros Jefes de Estado que se han acreditado ante el de España, que la Monarquía española hará de la paz interior e internacional y de la cooperación entre los pueblos objetivo primordial de sus esfuerzos.

Muchas gracias y feliz año nuevo a todos.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+