Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la entrega de los Premios Nacionales de Investigación 2010

Palacio Real de Madrid, 30.11.2010

C

ada año nos llena de especial alegría y orgullo poder celebrar los avances de la Ciencia Española en torno a la entrega de los Premios Nacionales de Investigación. Rendimos hoy tributo de admiración a quienes han cultivado el saber con esfuerzo, la ilusión con perseverancia, y el talento con creatividad.

Éstas son algunas de las cualidades que marcan las trayectorias y los trabajos de Don Carlos Martínez Alonso, Doña María Antonia Blasco, Don Enrique Castillo Ron, Don Salvador Barberá y Don Ignacio Bosque.

En todos y cada uno de los Premiados la tarea investigadora ha logrado franquear nuevas fronteras del conocimiento, lo que nos llena de admiración y gratitud.

La Reina se une a mí para felicitarles de todo corazón por los Premios Nacionales de Investigación 2010 que tan merecidamente acaban de recibir.

La labor de los Premiados enriquece nuestras Ciencias y Humanidades y contribuye a nuestro progreso y bienestar, al tiempo que refleja la capacidad y el protagonismo de nuestras Universidades y Centros públicos y privados de Investigación, en la promoción de los mejores valores y aptitudes científicas de España.

Personalidades como las que hoy galardonamos han suscitado y ensanchado focos de creatividad científica en nuestro país.

Estos Premios Nacionales me permiten reiterar el apoyo y agradecimiento de la Corona a la entrega y el compromiso de nuestros científicos con la excelencia en la investigación, tanto fundamental como aplicada, base del saber y de la innovación en España.

El avance de la investigación española a lo largo de las tresúltimas décadas, del que son destacados representantes nuestros galardonados, alimenta la modernización de nuestra sociedad y su capacidad para superar los retos de cada momento. Potencia igualmente la contribución de España al conocimiento del ser humano, al avance de la Ciencia y de nuestro mundo abierto y globalizado.

Los progresos científicos nos permiten intensificar la lucha contra la pobreza, el hambre y las enfermedades, al tiempo que fomentar el uso de las energías más limpias o ayudar a proteger los recursos naturales del Planeta.

La Ciencia no es por ello un producto alejado de las preocupaciones ciudadanas. Es la respuesta a la necesidad humana por conocer, por vivir más y mejor, por superarnos, por entender y transformar el entorno que nos rodea.

En ese afán disponemos de entidades públicas y privadas cada vez más volcadas en fomentar nuestra investigación científica, con un creciente número de publicaciones cuya proyección exterior se ve facilitada por el peso internacional del español.

Quiero asimismo poner una vez más de relieve el papel clave que la I+D+i desempeña, junto a la educación y formación, en nuestro necesario avance hacia la economía del conocimiento.

En tiempos de crisis como los que atravesamos, la investigación, el conocimiento y la innovación que genera nuestro país se convierten en motores imprescindibles para recuperar y asegurar un crecimiento económico sostenido y creador de empleo.

Es mucho lo que ha crecido la investigación en España en lasúltimas décadas. Debemos seguir avanzando en ese camino. Además hemos de intensificar juntos los esfuerzos en innovación, con el respaldo de nuestras autoridades, emprendedores y ciudadanos.

Como ya he dicho en otras ocasiones, el proceso innovador necesita de más científicos que creen conocimiento, de más emprendedores que lo apliquen, y de ciudadanos bien formados que aprecien sus resultados y que -con ello- lo estimulen.

Facilita ese proceso la difusión y transferencia de los resultados de la investigación, y el hecho de que los españoles identifiquemos cada día más el progreso científico como fuente de creación de valor añadido, de bienestar y riqueza.

Para concluir, reitero nuestra más afectuosa felicitación a los Premiados con la esperanza de que este reconocimiento público a sus valiosas obras y fructíferas trayectorias, sirva para alentar nuevoséxitos y vocaciones científicas en toda España.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+