Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Girona en el almuerzo del Pleno del Consejo Superior de Cámaras

Girona, 05.03.2010

E

n primer lugar permitidme que agradezca al Presidente del Consejo Superior de Cámaras sus palabras afectuosas de bienvenida y su invitación para sumarnos a este almuerzo con todos vosotros, los Presidentes de las Cámaras de Comercio que pertenecéis al Pleno del Consejo, que hoy celebra en Girona su sesión anual.

La Princesa y yo estamos encantados de que este encuentro nos permita volver a esta querida tierra -tan cercana a nuestros corazones-, que sabe enriquecer con su capacidad creativa y espíritu empresarial a Cataluña y a España entera.

Precisamente ese espíritu, que ha guiado e inspirado a la Cámara de Comercio de Girona durante 100 años, es el que motiva que os reunáis aquí. Por ello, nos alegra mucho poder felicitaros personalmente al Presidente, a los miembros del Comité Ejecutivo, a las demás personas y entidades que componen la Cámara y a todos los gerundenses por este primer Centenario, que esta tarde será debidamente ensalzado con un concierto benéfico a cargo del gran Josep Carreras. Gracias querido Presidente y a toda la Cámara por vuestra entrañable hospitalidad.

Celebrar este aniversario tan especial nos lleva a aplaudir y reconocer con gratitud el valor del deber cumplido, y a poner elénfasis en el trabajo bien hecho que demostráis al atender a sectores tan diversos como la industria agroalimentaria, el turismo o el comercio. Vuestra labor a lo largo de todo un siglo, ayudando a miles de personas a convertirse en emprendedores, a desarrollar sus negocios y a sustentar el bienestar de tantas familias, ha sido sencillamente espléndida.

Permitidme, además, que aproveche la ocasión para agradecer de corazón a esta Cámara su participación activa y generosa -como entidad fundadora- en la Fundación Príncipe de Girona. Un proyecto que nos une en una causa común a favor de la juventud, de las necesidades sociales y del futuro de esta tierra, de Cataluña y de toda España.

Señoras y señores. Esta reunión anual del Pleno del Consejo Superior de Cámaras, me permite resaltar una vez más el papel tan importante que desempeñan las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación al servicio de nuestro crecimiento económico y bienestar social. Un papel que desde hace años he tenido la fortuna de conocer más de cerca y de apoyar en todo lo posible, especialmente en mis viajes al exterior.

Siempre me habéis demostrado el afán de servicio que está en el origen mismo de vuestras entidades. Y es que no podemos olvidar que las primeras Cámaras surgieron de movimientos regeneracionistas, de ciudadanos ocupados no solo en dotar de mayor eficacia a su actividad empresarial, sino deseosos también de contribuir a la promoción de un porvenir mejor para el conjunto de nuestros ciudadanos. Algunas de ellas ya han celebrado sus primeros 125 años de existencia y otras, como la de Girona, han cumplido un siglo; también las hay que se encuentran en proceso constitutivo.

En todos los casos, creo que la palabra gratitud es la que mejor resume la valoración que merece vuestra labor. Y es que, desde su origen, las Cámaras han contribuido de forma notable a vertebrar nuestra sociedad, al tiempo que a impulsar nuestro crecimiento, tanto en vuestras demarcaciones respectivas, como en el conjunto de España. Además, con su afán de perfeccionamiento y constante capacidad de adaptación a las circunstancias, han sabido acompañar los esfuerzos colectivos que explican el gran progreso vivido en lasúltimas décadas por nuestra economía.

Dicho de otro modo, las instituciones camerales son exponentes de una combinación virtuosa de experiencia histórica y dinamismo. Como realidades vivas -hechas de empeño y dedicación- merecen nuestro respeto y admiración. Esa larga trayectoria y profunda vocación de servicio, deben seguir actuando de estímulo para conservar y cultivar vuestro espíritu emprendedor y de vanguardia -más aun en estos tiempos de severa crisis- que refuerce los fundamentos de nuestro progreso.

Ese espíritu debe animaros a continuar con convicción y esperanza vuestras tareas más fundamentales como son: facilitar las gestiones para la constitución de empresas, apoyar las iniciativas de los emprendedores, fomentar nuevas vocaciones empresariales; y también, respaldar a las mujeres emprendedoras, a la innovación en las pequeñas y medianas empresas, o a la modernización de los sistemas de apoyo a las empresas.

Pero permitidme que ponga especialénfasis de interés y de gratitud en el apoyo que las Cámaras ofrecéis a la formación profesional, así como en el esfuerzo tan importante que dedicáis para impulsar la internacionalización de nuestras empresas; son apuestas capitales para el futuro de un país como el nuestro, cada vez más inserto en mercados altamente competitivos y globalizados. Sabemos que ese esfuerzo se ha traducido en un proceso de reflexión y debate que, junto a otras entidades, las Cámaras habéis puesto en marcha recientemente para potenciar la capacidad exportadora de nuestras empresas.

Tampoco quiero dejar de reconocer vuestro continuo interés y compromiso en mejorar la economía y la competitividad. Mediante una labor consultiva, cooperáis con los poderes públicos para buscar soluciones a los problemas que la crisis económica plantea. Vuestra opinión no sólo es representativa, sino que cuenta con la experiencia y el realismo que derivan de vuestra profesionalidad como empresarios.

Por todo lo anterior, queremos hoy felicitar al Consejo Superior, a su Presidente y a cada uno de sus miembros, así como a todas las Cámaras por el gran servicio que prestan a nuestro tejido económico y social.

Os animamos a seguir aplicando vuestros conocimientos y experiencia para que nuestra economía pueda recuperar cuanto antes la senda de un crecimiento sólido y duradero, que genere empleo y asegure mayor prosperidad. Como bien sabéis, para ello contáis con el pleno apoyo de la Corona, así como con mi compromiso personal.

Reitero finalment la nostra més afectuosa felicitació a la Cambra de Girona, al seu President i a cadascún dels seus membres, desitjant-li molts mésèxits en complir-se el seu primer Centenari.

Moltes gràcies.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+