Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Cena con motivo de la Visita Oficial de SS.EE. el Presidente de la República Húngara, Sr. László Sólyom, y Señora

Madrid, 16.11.2009

S

eñor Presidente,

En losúltimos años, tanto en el plano bilateral como en el seno de la Unión Europea, Hungría y España han estrechado de modo muy notable sus relaciones.

Por ello, mucho nos alegra daros la bienvenida, junto a Vuestra esposa, en Vuestra Visita Oficial a España que nos permite subrayar nuestros vínculos de amistad, estima y afecto hacia Vuestro país.

Recordamos con gran simpatía la oportunidad que tuvimos de recibiros el año pasado en Mallorca, cuando visitasteis la Exposición Internacional de Zaragoza con motivo del día Nacional de Hungría.

Una Exposición que permitió alentar la cooperación entre Hungría y España en un tema como el del agua, clave en la lucha global contra el cambio climático.

Señor Presidente,

Hungría es un gran país amigo, aliado y socio de España con el que nos unen evidentes lazos históricos, crecientes relaciones económicas y culturales, y un común horizonte de mayor cercanía y colaboración.

Unas relaciones llenas de indudables posibilidades, que he procurado impulsar durante mis sucesivos viajes a la querida República Magiar.

Entre ellos, tres Visitas de Estado a Vuestra tierra. Laúltima, en 2007, nos permitió descubrir nuevas facetas de la rica cultura húngara, explorar nuevos proyectos empresariales, y disfrutar de Vuestra afectuosa hospitalidad.

En cada itinerario por la hermosa Hungría he constatado la especial sintonía y solidaridad que guían las relaciones entre nuestras dos Naciones, así como la intensa modernización vivida por Vuestro país.

Os recibimos en una coyuntura económica crucial para el futuro de Europa y en un momento clave para la integración europea en torno al nuevo Tratado de Lisboa.

La grave crisis económica y financiera, que estamos atravesando, ha puesto de manifiesto la importancia de una eficaz concertación en elámbito comunitario para paliar sus serios efectos económicos y sociales, así como para lograr la plena recuperación del crecimiento y de la creación de empleo.

A partir de enero de 2010 la Unión Europea será centro de nuestra atención común en virtud de la cooperación novedosa que supondrá el desarrollo del Trío de Presidencias de España, Bélgica y Hungría, a lo largo de dieciocho meses.

Constato con especial satisfacción que esa cooperación está siendo particularmente estrecha al asentarse en una misma y decidida voluntad a favor de la profundización del proyecto político europeo.

Confío, además, en que represente una gran oportunidad para reforzar nuestras relaciones bilaterales, en un momento determinante para el porvenir del Continente.

Nos corresponderá impulsar políticas que propicien la salida de la crisis, con una nueva "Estrategia de Lisboa" que oriente nuestras economías hacia un modelo sostenible, tanto desde el punto de vista social como medioambiental, y que refleje la necesaria apuesta europea por la innovación y la formación.

También deberemos reforzar el papel de la Unión en el mundo, forjando una Europa solidaria que asuma plenamente su responsabilidad en el escenario internacional.

Habremos asimismo de avanzar hacia el pleno desarrollo de los derechos de nuestros ciudadanos, alcanzando resultados concretos en elámbito del espacio de libertad, seguridad y justicia.

Se tratará, en definitiva, de aunar esfuerzos para construir una Europa cada vez más fuerte y más eficaz, siempre orientada al servicio de nuestros ciudadanos.

Estoy persuadido de que la cooperación entre Hungría, Bélgica y España -en ejercicio de la Presidencia de la Unión Europea- permitirá potenciar la construcción de una Europa aún más próspera, más segura y más abierta. En suma, asumimos una gran responsabilidad, pero también una preciosa oportunidad.

Señor Presidente,

Los numerosos valores que Hungría y España compartimos, deben servirnos de acicate para reforzar nuestro entendimiento político y económico, cultural y social.

Hoy hemos tenido ocasión de repasar juntos los temas que dominan nuestra agenda bilateral. En elámbito económico y comercial, hemos de dotar a nuestras relaciones de nuevo impulso con el apoyo de nuestras respectivas empresas.

En tal sentido, el "Año Económico de Hungría en España" -inaugurado en Madrid hace doce meses- ya ha permitido exponer en dieciocho ciudades españolas los múltiples bienes, servicios y posibilidades de inversión que ofrece Vuestro país.

Al mismo tiempo, y gracias a numerosas iniciativas, se van ensanchando nuestras relaciones culturales, arraigadas en nuestro común sustrato europeo y en un creciente conocimiento mutuo.

La reciente exposición en Barcelona y Budapest -sobre las relaciones dinásticas en los tiempos de la antigua Corona de Aragón- ha puesto de relieve viejos lazos históricos que alimentan los sentimientos de cercanía y simpatía entre nuestros pueblos.

Un ejemplo más reciente de esos lazos históricos, que iluminan nuestro presente, lo tenemos en la incansable actividad humanitaria de DonÁngel Sanz Briz, Embajador de España en Budapest durante la Segunda Guerra Mundial.

Una placa conmemorativa en la fachada de la Embajada de España en Budapest, reconoce la valiente y abnegada labor de quién salvó la vida a miles de judíos húngaros amenazados por el nazismo.

Concluyo, Señor Presidente, reiterándole nuestra más cordial bienvenida y levantando mi copa por Vuestra ventura personal y la de Vuestra esposa, por la amistad de Hungría y España en el seno de la gran familia europea.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+