Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Cena de Gala en honor de Su Excelencia el Presidente de la República de Estonia

Palacio Real de Madrid, 09.07.2007

S

eñor Presidente,

La Reina y yo tenemos el honor y la alegría de daros nuestra más cordial bienvenida a España, junto a Vuestra esposa y la Delegación que os acompaña.

Os recibimos como el más Alto Representante de un país amigo en esta Visita de Estado, la primera que un Presidente estonio realiza a España.

Vuestra presencia entre nosotros supone un hito en las crecientes relaciones entre nuestros pueblos, que cuentan con algunos antecedentes históricos significativos.

Ya en el siglo XIII podemos apreciar contactos culturales, que llevaron a la construcción del hermoso Convento de Santa Katarina en Tallin.

Me complace también recordar al pintor estonio Michael Sittow, quien entre los siglos XV y XVI, trabajó en España como pintor de la Reina Isabel la Católica, dejándonos obras singulares, como el retrato del "Caballero de la Perla", que se encuentra precisamente en la colección de este Palacio Real.

Señor Presidente,

En 2004 Estonia se incorporaba a la Alianza Atlántica y a la Unión Europea, con el pleno apoyo de España.

El pueblo estonio y sus gobernantes han volcado un enorme esfuerzo y capacidad de iniciativa en sus procesos de reforma, haciendo un gran éxito de su integración en la gran familia europea. Un éxito alentado por el muy notable crecimiento de su economía.

Nos unen principios y valores que alientan nuestros sistemas democráticos y Estados de Derecho. Principios y valores que inspiran la activa participación de Estonia y España en la integración europea.

Un proyecto que ha transformado el Continente en un área de paz, estabilidad y seguridad, de crecimiento económico, bienestar social y solidaridad.

Hoy nos enfrentamos al reto de plasmar en el marco de una próxima Conferencia Intergubernamental los acuerdos alcanzados por el último Consejo Europeo.

Estonia y España, que ratificaron en su día el Tratado Constitucional, seguirán desempeñando un papel igualmente sustancial y constructivo.

Ambos países también coincidimos en la importancia de desarrollar plenamente la política exterior de cooperación, de seguridad y de defensa, como instrumento fundamental para hacer de la Unión un actor cada vez más eficaz en un mundo globalizado.

Un actor capaz de afrontar los distintos desafíos que se nos plantean, tales como la lucha contra la pobreza, las enfermedades, el cambio climático y las catástrofes naturales.

Capaz también de combatir la delincuencia organizada, la inmigración ilegal o el brutal flagelo del terrorismo, que tantas víctimas y dolor genera.

Todo ello sin olvidar la extensión del espacio de libertad, seguridad y justicia, el progreso hacia una política energética común, o la ampliación de la Eurozona.

Unas ambiciones para las que habremos de contar con el principio de la solidaridad comunitaria, sin olvidar la debida flexibilidad.

Igualmente, la ubicación geográfica de nuestros países en la Unión Europea nos hace especialmente sensibles al impulso de la Política Europea de Vecindad.

Una política que ofrece a nuestros vecinos más próximos una relación privilegiada, con las características propias de cada caso.

Estonia y España están firmemente comprometidas con los esfuerzos internacionales de mantenimiento de la paz.

Compartimos ambos países el profundo dolor por el reciente fallecimiento de soldados de nuestros respectivos ejércitos, en el desarrollo de sus misiones de paz en el exterior.

Por otra parte, España, como Presidencia en ejercicio de la OSCE en 2007, tiene como objetivo que la Organización conforme un foro de diálogo permanente, trabajando para subrayar lo que nos une y potenciar nuestros valores comunes.

Unos valores que Estonia y España defendemos, asimismo, en la Alianza Atlántica, que ha sido testigo del compromiso de mi país en el Báltico.

En efecto, entre agosto y noviembre de 2006 aviones españoles patrullaron el espacio aéreo de las tres Repúblicas bálticas.

Señor Presidente,

Me complace constatar que nuestras relaciones bilaterales han experimentado un crecimiento notable en los últimos años.

Estonia, país atractivo por su patrimonio cultural y por su biodiversidad, es un Estado moderno y dinámico, un ejemplo de innovación en distintos campos, muy especialmente, en el de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

Estonia es, además, un socio próximo de España.

En el ámbito cultural destaca el aumento de la demanda de la lengua y cultura españolas en Estonia. Deseo valorar a este respecto la gran contribución de la histórica Universidad de Tartu, pionera y líder del hispanismo en el Báltico.

En el ámbito económico, durante el pasado año nuestros intercambios comerciales aumentaron en ambos sentidos por encima de la media general.

Se incrementaron los flujos turísticos y se registraron, además, las primeras inversiones españolas significativas en Estonia.

Buena prueba de ello son los importantes encuentros empresariales conjuntos que se celebrarán con ocasión de Vuestra presencia en España.

Vuestra Visita de Estado, Señor Presidente, reforzará nuestro entendimiento, para llevar nuestras relaciones a los niveles que corresponden a nuestra condición de países amigos, aliados y socios en Europa.

Con este espíritu levanto mi copa por Vuestra ventura personal y la de Vuestra esposa, y por la creciente amistad entre Estonia y España.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+