Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Clausura del Encuentro Empresarial España-Argelia

Argel, 15.03.2007

S

eñor Primer Ministro,Señoras y Señores,

Mucho me complace poder clausurar, con ocasión de nuestra muy grata Visita de Estado a Argelia, este Encuentro Empresarial concebido como marco privilegiado para poder avanzar en el objetivo, que ambos países compartimos, de ensanchar y profundizar las relaciones económicas hispano-argelinas.

Para ello, hemos contado con la participación de importantes empresas y empresarios de ambos países, que ponen de relieve, tanto el especial dinamismo de nuestros respectivos tejidos productivos, como el gran potencial que encierra nuestra cooperación económica bilateral.

Nuestra vecindad geográfica, así como lazos históricos, vínculos de amistad e intereses compartidos, facilitan ese mayor entendimiento y cooperación que juntos deseamos acrecentar.

El compromiso de incrementar la presencia económica de España en Argelia refleja, además, una voluntad estratégica de consolidar unas relaciones cada vez más intensas en ambas direcciones.

El momento para ello es, sin duda, muy favorable. Han crecido nuestros intercambios comerciales bilaterales y se han ido estrechando los vínculos entre nuestras dos economías.

Queda, sin embargo, mucho camino por recorrer. Y es que, como estoy seguro han podido comprobar, existe un amplio abanico de oportunidades que, en beneficio mutuo, las empresas españolas y argelinas pueden y deben saber aprovechar.

El intercambio de experiencias y la cooperación entre empresas que promueve este Encuentro resulta fundamental para favorecer las sinergias entre ambos países.

Las empresas españolas son cada vez más dinámicas y competitivas, gozando de un alto prestigio por su saber hacer y fiabilidad.

Unas empresas capaces y comprometidas con el desarrollo económico y social de los países en los que operan, con tecnologías ajustadas a las exigencias planteadas.

El proceso de internacionalización de las empresas españolas es una característica definitoria de nuestra economía. Una economía que registra una alta tasa de crecimiento.

Argelia también experimenta un momento de cambio y modernización, impulsado de forma decidida por sus autoridades. Un proceso al que las empresas españolas pueden contribuir.

En ese sentido, en 2004 el Presidente Buteflika lanzaba un ambicioso Plan de Apoyo al Crecimiento Económico para el periodo 2005-2009. Poco después, en septiembre de 2005, entraba en vigor el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Actualmente, prosiguen las negociaciones para la incorporación de Argelia a la Organización Mundial de Comercio, que España apoya de forma decidida. Un amplio programa de privatizaciones y una nueva estrategia industrial, completan un cuadro de apertura y modernización, al que las empresas españolas deben prestar la máxima atención. Se trata de ir al encuentro de las posibilidades de cooperación en sectores de interés y en los que sus ofertas puedan resultar más competitivas.

El Gobierno español ha situado Argelia entre los países prioritarios para la inversión y el desarrollo de nuestros intercambios económicos.

Las empresas españolas han entendido el mensaje, comenzando por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales y el Consejo Superior de Cámaras de Comercio.

Junto a las grandes empresas españolas, cada vez más presentes en este país, son también numerosas las Pequeñas y Medianas Empresas llamadas a interesarse por Argelia, ya sea para exportar, invertir o participar en los procesos de privatización en curso, contribuyendo a la creación de riqueza y empleo.

España es el tercer cliente de Argelia y su sexto suministrador. Mantenemos un importante déficit comercial con Argelia, debido a nuestras compras de energía. Existe un amplio margen para que crezcan nuestras exportaciones a Argelia.

Quiero hacer una mención especial al sector energético, que resulta fundamental para nuestra presencia en Argelia y reviste un carácter estratégico para ambos países.

El gas, el petróleo, las energías renovables y la electricidad, ofrecen un amplio campo para asentar esa colaboración privilegiada que deseamos con este gran país vecino y amigo.

Representa un claro reto de futuro que compromete a Argelia, a España y a la Unión Europea, llamadas a entenderse en beneficio de nuestras respectivas economías y ciudadanos.

En la última Reunión de Alto Nivel convinimos en la creación de un partenariado económico y energético con el objetivo adicional de profundizar en el papel de Argelia como socio estratégico de la Unión Europea en este ámbito.

El Proyecto de gasoducto Medgaz, que estará operativo en 2009, es la culminación de esa cooperación estratégica que se ha venido desarrollando a lo largo de los años, y que cuenta con el gasoducto Durán Farrell como infraestructura pionera y ejemplo de ello.

Se trata de un proyecto emblemático, que debe servir para generar nuevos proyectos hispano-argelinos.

Argelia ha demostrado ser un socio leal y responsable. España aborda el conjunto de sus relaciones con Argelia con el mismo espíritu de amistad y sentido de la responsabilidad.

Más allá del sector energético, son todavía pocas las empresas españolas con inversiones en Argelia. Quedan pues por explotar numerosas posibilidades de cooperación en ámbitos muy diversos.

Sectores como los transportes urbanos, los ferrocarriles, las carreteras, las desaladoras, la depuración de aguas, la construcción, el químico y farmacéutico, los puertos y aeropuertos o el turismo, entre muchos otros, presentan un indudable interés para las empresas españolas.

Concluyo expresando mi convicción de que las autoridades, instituciones y empresas de ambos países, serán plenamente capaces de impulsar e intensificar nuestra cooperación económica con perspectiva global.

Gracias al trabajo de empresarios argelinos y españoles conseguiremos, además, contribuir a dar forma a una región económica euromediterránea que sea una referencia para el resto del mundo.

Animo a todos los presentes a que exploren nuevas vías de colaboración para identificar nuevas iniciativas que permitirán generar mayor riqueza, empleo y desarrollo en beneficio de nuestros respectivos países.

Un objetivo de primer orden en el marco de las relaciones hispano-argelinas que deseamos impulsar con esta Visita de Estado.

Con este espíritu, declaro clausurado el Encuentro Empresarial España-Argelia, agradeciendo el esfuerzo desplegado por los organizadores, así como la participación de todos ustedes.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+