Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de S.A.R. la Infanta Doña Cristina en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca

Palma de Mallorca, 20.05.1998

N

os alegramos mucho de estar hoy aquí y tener ocasión de dirigirnos a vosotros desde esta Casa de todos que es el Ayuntamiento de Palma de Mallorca.

Una ciudad cuyo título he recibido con especial satisfacción y orgullo, pues nos vincula aún más, si cabe, con la capital de este antiguo Reino, que es testigo de una parte muy importante de mi vida y nuestros recuerdos.

Llevamos a Palma en el corazón. Durante muchos años hemos disfrutado de su hospitalidad, a la vez tan atenta y tan discreta; de su incomparable bahía, donde nació mi afición al mar, que por tanto os debo. Hemos recorrido su inigualable marco paisajístico y urbano, escenario de la vitalidad de sus habitantes, y anudado aquí amistades que permanecen para siempre.

Esta visita nos da la mejor oportunidad de proclamarlo, y de agradeceros muy sinceramente las numerosas muestras de reconocimiento y simpatía que nos habéis dedicado con motivo de la concesión del Ducado, y a las que correspondemos con todo nuestro afecto.

Muchas gracias también por haber dado nuestro nombre a una calle tan genuina y representativa de esta Ciudad como es la Rambla. Recibimos este gesto vuestro como un honor y una prueba de vuestros sentimientos que nos obliga y compromete con todos y cada uno de vosotros.

Comprenderéis, pues, que nos sintamos particularmente cercanos a los afanes de esta Corporación, y a su tarea de cuidar y gestionar los asuntos, intereses y problemas de todos los palmesanos.

Tarea ciertamente difícil, pues supone dirigir un proceso de desarrollo del que depende muy principalmente el bienestar y nivel de vida de vuestros conciudadanos, sin dejarse arrastrar por él ni perder en este embate las señas de identidad colectiva que os identifican.

Os animamos a llevar a cabo el no siempre fácil equilibrio entre audacia y mesura, imprescindible para mantener las claves que definen vuestro auténtico ser y sentir, y resolver las cuestiones, a veces imperiosas o imprevistas, en que se cifra vuestro porvenir.

Una ciudad como ésta es mucho más que la suma de sus infraestructuras, sus ofertas y sus servicios. Consiste, sobre todo, en un proceso que aglutina un sinfín de iniciativas, demandas e intereses muy diversos, dirigiéndoles a través del diálogo a un proyecto de concordia y progreso colectivos.

Por eso queremos rendir hoy homenaje a cuantos sois capaces de movilizar este engranaje de imaginación e ingenio, de responsabilidad y esfuerzo que pone en marcha cada día el corazón de todos los palmesanos para trabajar por su ciudad, mejorarla y acrecentar su bien ganada imagen y su proyección internacional.

Compartimos vuestras preocupaciones sociales y ambiciones culturales. Seguimos de cerca la dedicación de las Administraciones, las iniciativas empresariales, la exploración de nuevas fórmulas en la oferta de servicios y el avance de vuestras industrias tradicionales que habéis sabido elevar a la categoría de arte.

Sé que no necesitamos animaros a perseverar en vuestra tarea y hallar, incluso en las dificultades, fuerzas suficientes para encontrarles respuestas adecuadas e ir tejiendo con ellas la trama del futuro que buscáis.

En este Ayuntamiento, que os representa, os reiteramos nuestro apoyo en este camino y os deseamos muchos éxitos en un empeño  en el que de corazón os acompañamos.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+