Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Albacete

Albacete, 29.04.1998

-

Excmo. Señor Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.- Excmo. Señor Alcalde y Corporación Municipal de Albacete.- Excmas. e Ilmas. Autoridades.- Señoras y Señores.  

Quisiera en primer lugar agradecer el recibimiento que me dispensáis cuando llego a Albacete en mi primer viaje oficial a esta ciudad. No es la primera vez que me acerco a estas hermosas tierras de La Mancha, ya que en varias ocasiones he visitado la Base Aérea de Los Llanos que tanta viculación mantiene con Albacete y su pueblo.

Pero a pesar de la cercanía de esas y otras visitas privadas, faltaba un contacto más directo con la realidad de vuestra ciudad, que ha ido protagonizando un importante desarrollo urbano, económico y social. La Corona sabe de este importante despegue que habéis conseguido gracias al esfuerzo común de un pueblo como el de Albacete y al que no ha permanecido ajeno el resto de la región. De ahí mi presencia entre vosotros para conocer de cerca vuestra realidad y vuestras aspiraciones.

Ciudad moderna y cruce de caminos, la vuestra desea justamente revalorizar su ventajosa situación en la red nacional de comunicaciones y su papel como cabecera de una amplia zona comercial.

Para conseguirlo contáis con una serie de recursos, unos tan tradicionales como el cultivo de la vid y el azafrán, sin olvidar vuestra fama en la fabricación de navajas y cuchillos, y otros nuevos, nacidos al calor del crecimiento económico y el decisivo avance que ha experimentado el sector industrial en esta Comunidad.

En este último aspecto creo conveniente destacar el potencial de desarrollo del sector agroalimentario, que cuenta con modernas instalaciones en vuestra capital, el auge de las inversiones privadas en la zona suroccidental de esta provincia, y el despegue de su proyección exportadora, que se ha duplicado en los últimos años.

Quiero por ese motivo expresar el reconocimiento que merecen los empresarios castellano-manchegos, que en circunstancias a veces difíciles han conseguido un nivel de implantación y un alto grado de especialización productiva, contribuyendo decididamente al desarrollo de esta Comunidad.

Me alegro de saber que su esfuerzo es objeto de interés creciente por las instituciones, que han puesto a su disposición un conjunto de elementos que favorecen la cooperación empresarial y la competitividad, mediante la incorporación de nuevas tecnologías y apoyos a la comercialización y el diseño de calidad.

Todos estos factores dibujan un nuevo escenario, más abierto y atractivo, cuyas posibilidades tenéis que explorar para obtener los frutos que de ellos deben lógicamente derivarse y avanzar en el proceso de modernización que es el objetivo principal del Plan Industrial para Castilla-La Mancha.

Hoy voy a tener ocasión de conocer las opiniones y pulsar las inquietudes de las organizaciones empresariales y los sindicatos de esta Comunidad. Les adelanto, ya, mi comprensión y apoyo en su importante tarea.

El desarrollo adecuado de vuestras posibilidades es el proyecto global que requiere el compromiso y ayuda de toda la sociedad. La solidaridad activa es, por tanto, factor esencial de su promoción y progreso.

Me consta que los albaceteños contáis con ella para lograr vuestras aspiraciones, y espero compartirla con las asociaciones juveniles y las organizaciones no gubernamentales con quienes voy a reunirme en la Universidad, que es sin duda el lugar más adecuado para expresar e impulsar esta noble tarea.

Recojo, en fin, con interés los sentimientos e ilusiones que me habéis expresado y que confío se hagan realidad.

Sabed que comparto la alegría y optimismo con que me habéis recibido, y al que correspondo con todo mi afecto. Estoy seguro de que estas cualidades que tan espontáneamente mostráis os acompañarán y ayudarán en vuestro recorrido hacia el futuro que anheláis y os invito a seguir trabajando por Albacete procurando metas más altas, de las que todos podamos sentirnos orgullosos.

Como Heredero de la Corona os deseo el éxito en este propósito, en el que de corazón os acompaño.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+