Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+
S.M. la Reina Dª. Sofía

Entrega de las Órdenes Civiles de la Solidaridad Social, concedidas por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales

Madrid (Palacio de La Zarzuela), 23.01.2008
Presidida por Su Majestad la Reina
Fotografía de grupo con los premiados© Agencia EFE
Las Condecoraciones de la Orden Civil de la Solidaridad Social, que concede anualmente el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, a propuesta de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales, reconocen a personas y entidades que han destacado por su labor humanitaria con los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

A su llegada al Salón de Magnolias del Palacio de La Zarzuela, Doña Sofía fue saludada por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, y la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad y secretaria general del Real Patronato sobre Discapacidad, Amparo Valcarce.

Tras ocupar su lugar en la mesa presidencial, la Reina abrió la sesión y concedió sucesivamente la palabra a la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, y a la subdirectora general de la Oficialía Mayor del Departamento, Pilar Ogáyar, quien dio lectura a las Órdenes Ministeriales y del Real Decreto de concesión de las condecoraciones.

Seguidamente, Su Majestad procedió a hacer entrega de las distinciones, que correspondieron a:

- Fundación ONCE, como reconocimiento a su importante labor social, especialmente en favor de las personas sordociegas y por su destacada aportación a la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. Recogió el galardón su presidente, Miguel Carballeda Piñeiro. La Fundación, que aglutina a todos los sectores de la discapacidad ha dedicado una parte muy importante de su presupuesto y de sus programas a la promoción de la vida autónoma y a la supresión de barreras que impiden o dificultan la plena integración social de las personas con discapacidad, promoviendo la creación de entornos, productos y servicios globalmente accesibles. Ha sido extraordinaria su labor en favor de las personas sordociegas y su aportación en la elaboración de la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

- Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS), como reconocimiento a su contribución a la defensa de los derechos e intereses de las personas con discapacidad auditiva y de sus familias y a su destacada aportación a la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. Recogió el galardón su presidenta, María Luz Sanz Escudero. FIAPAS nace en 1978 para dar respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad auditiva y sus familias. Es una confederación de ámbito nacional integrada por 44 entidades, entre federaciones autonómicas y asociaciones. Su objetivo es la representación y defensa de los derechos e intereses globales de las personas con discapacidad auditiva y sus familias, tanto a nivel nacional como internacional. En FIAPAS adquieren un protagonismo muy directo los padres y madres de los niños sordos y son apoyados por una organización profesionalizada, innovadora y orientada a la excelencia a través de la mejora continua. Su aportación en la elaboración de la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas, ha sido esencial.

- Confederación estatal de Personas Sordas (CNSE), como reconocimiento a su extensa labor en la promoción de las personas sordas y sus familias y su destacada aportación a la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. Recogió el galardón su presidente, Luis Cañón Reguera. La CNSE fue fundada en 1936. Su finalidad es mejorar la calidad de vida de las personas sordas o con discapacidad auditiva y de sus familias, favoreciendo su plena participación en la sociedad, como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho. La Confederación Estatal de Personas Sordas viene desarrollando desde hace más de 70 años una tarea infatigable en la demanda de los derechos de las personas sordas y sus familiares, tanto en el ámbito nacional como internacional, impulsando la investigación, la representación y la prestación de servicios a la comunidad sorda y sus familias. a sido fundamental su aportación para en la elaboración de la Ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas, consiguiendo así dar respuesta a las reivindicaciones historias de las personas sordas y avanzar en la eliminación de las barreras de comunicación mediante el establecimiento de las condiciones humanas y materiales necesarias para dar respuesta a las necesidades de las personas sordas y con discapacidad auditiva.

  • Fotografía de grupo con los premiados
    © Agencia EFE 23.01.2008
  • Su Majestad la Reina entrega el galardón a Esther Koplowitz
    © Agencia EFE 23.01.2008

- Fundación RAIS (Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral de las Personas sin Hogar), como reconocimiento a su compromiso con las personas en riesgo de exclusión a través de proyectos de sensibilización, de la participación del voluntariado y la creación de redes de solidaridad entre personas e instituciones. Recogió el galardón su presidenta, Carmen Sacristán. La Fundación RAIS nació en Madrid en 1998 con el objetivo de fomentar la integración de personas excluidas o en riesgo de exclusión mediante el desarrollo en Madrid de proyectos y programas dirigidos específicamente a personas sin hogar. Con el paso de los años esta Fundación ha ido extendiendo su ámbito de actuación, tanto a sectores de población, como territorialmente. Actualmente desarrollan su trabajo en distintos municipios de Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y el País Vasco. Su labor destaca el desarrollo de proyectos de sensibilización y el fomento de la participación del voluntariado, así como la creación de redes de solidaridad entre personas e instituciones públicas y privadas.

- Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, como reconocimiento al apoyo y solidaridad hacia los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil en situación de especial vulnerabilidad. Fundada en Valladolid en 1957 con el nombre de ?Hermandad de Retirados de las Fuerzas Armadas?. Recogió el galardón su presidente nacional, Eduardo González-Gallarza Morales. Los miembros de la Hermandad, tras haber dedicado gran parte de sus vidas a la defensa y seguridad de los ciudadanos, siguen prestando un servicio tan útil como solidario a la sociedad a través de los compromisos de voluntariado que adquieren con aquellos compañeros y personas que requieren su apoyo, además de desempeñar actividades de interés general como la publicación de la revista Tierra, Mar y Aire. Mantienen el contacto con sus compañeros en activo con los que guardan una estrecha relación y les aportan su valiosa experiencia. La Hermandad se distingue por una fuerte convicción en la defensa de los valores constitucionales y por la lealtad hacia sus compañeros a los que acompañan y asisten cuando se encuentran hospitalizados, que viven solos o en residencias o pasan por dificultades, ocupándose de cubrir sus necesidades y gestionando los recursos para mejorar su situación moral y social.

- Cáritas Diocesana de Astorga (León), como reconocimiento a su importante labor en favor de la dignidad humana y por su trabajo a favor de las personas dependientes y sus familias. Recogió el galardón su director, Eutiquio Valdueza Morán. Cáritas Diocesana de Astorga desarrolla una intensa labor de apoyo y promoción social dirigida principalmente a sectores de la población que se encuentran en situación de precariedad y en riesgo de exclusión social. También es destacable su trabajo de ayuda a personas dependiente y sus familias. Su ámbito de actuación no está limitado a provincia de León, sino que también extienden puentes de solidaridad con países subdesarrollados. Dirigen campañas de información a la ciudadanía -principalmente en centros escolares? de sus actuaciones en el continente africano y de las necesidades más primordiales de su población, para fomentar la recaudación de fondos que se destinan al envío de material escolar para niñas y niños, al sostenimiento de comedores para niños desnutridos, sanidad, educación, agricultura, etc.

- Pablo Cobo Gálvez, como reconocimiento a su aportación en investigación, desarrollo e innovación en la atención a las personas en situación de dependencia. Es funcionario del Cuerpo Técnico de la Seguridad Social y del Cuerpo de Intervención de la Seguridad social. Ha destacado su extraordinario papel como Coordinador Técnico del Libro Blanco de la Dependencia y en los trabajos preparatorios del Proyecto de la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

- Esther Koplowitz Romero de Juseu, como reconocimiento a su labor de mecenazgo en centros residenciales para personas mayores sin recursos y para personas con discapacidad física y psíquica. La empresaria Esther Koplowitz creó en 1995 la Fundación que lleva su nombre, con el objeto de ayudar a los más necesitados, y que financia en su totalidad. Esther se encarga personalmente de fijar la estrategia de la Fundación y de supervisar los proyectos y su desarrollo. Esta Fundación ha dedicado hasta el momento más de 73 millones de euros a causas filantrópicas. La actividad de la Fundación se centra en la construcción de centros residenciales destinados a la atención de personas mayores sin recursos y de personas con discapacidad física y psíquica.

- Manuel Porras Muñoz, como reconocimiento a su dedicación a mejorar la calidad de gestión de las Organizaciones No Gubernamentales y a su labor en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Funcionario perteneciente al Cuerpo Técnico Superior de la Seguridad Social desde 1974, ha dedicado toda su vida a la mejora de los colectivos más desfavorecidos. Trabajó durante 16 años en el IMSERSO como técnico o responsable en temas de discapacitados, mayores e inmigrantes. Fue además Subdirector General de Programas de Servicios Sociales en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales durante 14 años, con responsabilidades en el Sistema Público de Servicios Sociales, Programa de desarrollo gitano, Plan de lucha contra la exclusión social y la pobreza, Plan de formación estudios y cooperación internacional. Y ha sido, durante tres años y medio, Director General de Inclusión Social del Gobierno de España. Su trayectoria profesional discurre paralela a los servicios sociales y ha estado marcada por un firme compromiso al servicio de las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

- Manuel Simón Velasco, como reconocimiento a su trabajo en favor de la dignidad de los niños y niñas en el mundo, impulsando el Programa de Erradicación del Trabajo Infantil en América Latina. Manuel Simón, sindicalista perteneciente a UGT, fue el primer Director de la Oficina de la OIT en España. En esta Organización llegó a alcanzar uno de los más altos puestos como Director de la Oficina de Actividades de los Trabajadores (ACTRAV). Es socio fundador de Movimiento por la Paz (MPDL), de Solidaridad Internacional y de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Ha destacado por impulsar el Programa IPEC de Erradicación del Trabajo Infantil, uno de los programas prioritarios y más exitosos de la Cooperación Española, que tiene por objeto la eliminación del trabajo infantil.

- Amalia Solórzano de Cárdenas, como reconocimiento a su decisiva contribución en la ayuda a los niños españoles exiliados y acogidos generosamente en México, en 1937, donde pudieron refugiarse de los horrores de la Guerra Civil española. Nacida en 1911, fue esposa del presidente de México Lázaro Cárdenas. Ha destacado además durante toda su vida por su apoyo a los colectivos más desfavorecidos.

- Montserrat Trueta Llacuna, como reconocimiento a una larga vida dedicada a la atención y la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual y su trabajo al frente de la Fundació Catalana Síndrome de Down. Montserrat Trueta Llacuna (Barcelona, 1932) ha dedicado gran parte de su vida a la atención de niños con discapacidad intelectual desde la Fundació Catalana Síndrome de Down, de la que fue fundadora, y donde se trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y en el estudio e investigación en los ámbitos médico, piscológico, pedagógico y social, ayudando a las familias de los niños a aplicar una atención temprana para que puedan desplegar todas sus capacidades y facilitarles la integración social. Esta fundación ha ayudado a miles de personas con síndrome de Down y ha dado esperanzas a sus familias.

Después de las intervenciones de Montserrat Trueta, en nombre de los galardonados, y del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Doña Sofía procedió a levantar la sesión.

  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+