Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Badajoz

Badajoz, 11.06.1996

V

​enir a Badajoz es descubrir el encanto de las ciudades tranquilas; este tipo de ciudad española donde casi todo el mundo se conoce, donde prácticamente uno puede ir dando un paseo a cualquier parte y donde la cordialidad y la hospitalidad se sienten en el ambiente. Sé que las gentes de Badajoz tienen a gala presumir de estas cualidades, como si fuera su más preciado tesoro, cuando salen de su ciudad o cuando reciben a algún visitante. Y créanme si les digo que tienen razón: Badajoz es una ciudad hermosa precisamente por el carácter de los pacenses, por esa forma de ser abierta, alegre y solidaria, dispuesta siempre a hacer más feliz la estancia de quien les visita y esa permanente actitud de enfrentarse a los problemas con entereza y voluntad para solucionarlos.

Me consta cuáles son los proyectos que tiene la ciudad actualmente en marcha: la recuperación de la Alcazaba, la rehabilitación del casco antiguo, la reciente puesta en marcha del Proyecto Urban Plaza Alta. Por otra parte, sé que Badajoz se está abriendo hacia su vecino natural que es Portugal y el Alentejo, auténtica fuente de riqueza natural, social y cultural que ustedes tienen la oportunidad de disfrutar y contagiar a sus hijos. Afortunadamente, el Ayuntamiento y la ciudad de Badajoz -con la valiosa colaboración de la Junta de Extremadura y asociaciones interesadas y preocupadas por Portugal y todo lo que este bello país engloba- están sabiendo encauzar todos los medios a su alcance para profundizar en ese carácter transfronterizo que tanto la distingue y tantos beneficios les puede aportar en el inmediato futuro. Este es un buen ejemplo de la línea a seguir en vuestra importante aportación al futuro europeo, trabajando por el progreso hispano-luso en el seno de la Unión Europea. En esa dirección también se orienta ese objetivo ilusionado de que, con motivo de la Exposición Universal de Lisboa de 1998, Badajoz tenga también un obligado protagonismo como puerta hacia ese gran acontecimiento internacional.

Estoy convencido de que hay que hacer una firme apuesta por el futuro y progreso de Badajoz. Su atractiva y variada oferta cultural, sus numerosos, dignos y ricos museos repartidos por la ciudad, sus infraestructuras deportivas y el carácter y la diversidad de sus gentes bien merecen apostar decididamente por el desarrollo de una localidad que ya es famosa tanto por sus atractivas fiestas, como por la cálida acogida que dispensa a los visitantes, de la que yo mismo puedo hoy dar fe.

Espero que esos proyectos inmediatos encaminados a modernizar la ciudad y la creación de nuevas industrias sean elementos suficientes para crear riqueza y, por tanto, trabajo y satisfacciones.

Finalmente, quiero agradecerle, Sr. Alcalde, y a través suyo a todos los pacenses, su cariño y afectuoso recibimiento que me llena de alegría y satisfacción.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+