Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de homenaje a don Placido Arango

Madrid, 11.04.1996

M

​e he adherido con entusiasmo y de corazón a este almuerzo en el que todos rendimos un entrañable homenaje de cariño y de reconocimiento a quien hasta hace unas fechas ha sido el presidente de nuestra Fundación.

A los pocos meses de tomar posesión de su cargo, en 1987, y en el solemne acto de entrega de los Premios que llevan mi nombre, expresé "la seguridad, más que la esperanza" en que las cualidades y el entusiasmo de Plácido Arango produjeran los mejores frutos en el futuro que se abría ante la Fundación. Pasados todos estos años, es unánime la opinión de que la Fundación y sus Premios han alcanzado unos niveles de solvencia y prestigio apenas imaginados por quienes queremos tanto a esta institución.

Estos logros se deben en buena parte a Plácido Arango que, con prudencia, generosidad y firmeza ha gestionado durante ocho años los destinos de la Fundación, siempre con el generoso y entusiasta apoyo de los patronos y el eficaz trabajo de un reducido e ilusionado equipo de colaboradores apodados por nuestro Director de la Fundación como "la guerrilla".

He trabajado a lo largo de estos últimos años muy cerca de Plácido en los asuntos de la Fundación y a lo largo de ese período he disfrutado de su (tu) inteligencia y, en no pocas ocasiones, del sutil sentido del humor que por otra parte, encubre su (tu) tenacidad  muy asturiana, a la hora de defender sus (tus) convicciones. Hablo de tenacidad porque, precisamente, ella te ha llevado a llevarme la contraria en un solo asunto desde que nos conocemos: que la duración de tu gestión en la presidencia no debía prolongarse más allá de ocho años.

Entiendo tus razones y apoyándote en tu decisión te doy las gracias en nombre de todos los aquí presentes, con el convencimiento de que seguirás siendo un apoyo muy importante como Patrono al nuevo y apasionante camino que iniciamos con la presidencia de José Ramón Alvarez Rendueles.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+