Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la comida ofrecida por el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México

México, 13.06.1995

L

​e agradezco muy sinceramente las palabras de bienvenida que acaba de pronunciar y la cálida acogida de que he sido objeto por esta Magna Casa de estudios que valoro muy especialmente.

En la UNAM concurren un conjunto de circunstancias que le dan un perfil único y una importancia singular que merecen nuestra admiración, respeto y gratitud.

En primer término porque es sinónimo de excelencia académica y de compromiso.. Si el aporte intelectual a la vida de las sociedades contemporáneas es uno de los elementos indispensables del progreso, la UNAM ha. sabido estar en la vanguardia del pensamiento y la investigación y crear los mecanismos adecuados para estimular la pujanza intelectual, la fuerza creativa y el deseo de superación de una importantísima comunidad académica que ha estado siempre al servicio de las necesidades sociales y ha orientado el proceso de cambio y desarrollo del país.

La UNAM es, además, el principal instrumento para alcanzar el objetivo de la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos, irrenunciable en una sociedad democrática. Lograr ese objetivo en coyunturas económicas adversas preservando la excelencia académica y evitando la masificación será sin duda uno de sus retos más importantes en el futuro inmediato.

Hablar de la UNAM es, sobre todo, hablar de la tolerancia. La proverbial hospitalidad mexicana es aquí práctica constante y una de las características que mejor distinguen a la UNAM de otras universidades; su capacidad ,de acogida' no sólo de estudiantes extranjeros, sino muy especialmente de estudiosos, intelectuales y profesores de toda procedencia que encuentran en estas aulas el clima de libertad y respeto que requiere el ejercicio de su labor.

La acogida que esta tradición de hospitalidad brindó a los exiliados españoles sigue mereciendo nuestra gratitud permanente y fue al tiempo el detonante de una intensa y fructífera cooperación intelectual entre españoles y mexicanos que contribuyó de manera muy destacada a configurar la UNAM que hoy conocemos.

Esa colaboración desde el respeto y la solidaridad debe servirnos hoy de ejemplo y estímulo para que las excelentes relaciones que mantienen nuestros dos países tengan pleno reflejo en el campo educativo y se traduzcan en programas de colaboración cada vez más intensos entre la UNAM y las Universidades españolas.

Es alentador ver los resultados que ya estamos alcanzando a través de los intercambios de profesores y alumnos en el marco del "Intercampus", el programa de jóvenes doctores y el de apoyo a la actualización del personal docente del bachillerato, más aun teniendo en cuenta que ninguno de ellos tiene más de dos años. También el funcionamiento de las cátedras "Generación del 27" y "América" contribuyen al mayor acercamiento de nuestros mejores especialistas.

Pero aún nos queda mucho por hacer y a ello debemos dedicar nuestros mejores esfuerzos.

Quiero agradecerle también Señor Rector, que me haya dado la oportunidad de volver a encontrar, esta vez en México, a los intelectuales mexicanos cuyos sobresalientes méritos han sido reconocidos con el premio Príncipe de Asturias que tuve la satisfacción de entregarles personalmente en Oviedo. Quiero rendirles, en esta Universidad en la que muchos de ellos han desarrollado su trabajo académico e investigador, un tributo de reconocimiento y animarles a que continúen siendo el ejemplo constante de la hermandad intelectual que deseamos consolidar y fortalecer entre españoles y mexicanos.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+