Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de los premios “Mariano de Cavia”,”Luca de Tena” y “Mingote” en la casa de “ABC”

Madrid, 28.06.1993

A

​l visitar por vez primera esta Casa de ABC siento la alegría de encontrarme en un acto literario, tan tradicional de la vida cultural madrileña, en el que se hace entrega de los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote, pues siempre me es muy grato reunirme con los hombres y mujeres que promueven y crean cultura.

Basta repasar la relación de los galardonados con estos Premios para darse cuenta de su importancia. En ella están muchos de los grandes escritores y periodistas del Siglo XX español.

Pere Gimferrer, uno de los miembros más jóvenes de la Real Academia Española, galardonado este año con el Premio Mariano de Cavia, no sólo es un gran poeta en castellano y catalán, y un agudo y sensible crítico de arte y literatura, sino también un caso excepcional de infatigable anticipación, de inspiración que nunca se apaga. Su talento y su genio, siempre renovados, no parecen sentir la erosión del tiempo que, como se ha escrito, fluye sin tregua, y nos entrega y nos arranca a las cosas y de las cosas.

En el idioma catalán se ha creado una espléndida literatura -a la que Gimferrer está aportando lucidez y magisterio- que ha contribuido de forma decisiva al enriquecimiento de la cultura española.

Joan Maragall describía a Cataluña como "una serie de montañas que se van a ver el mar". Dejó escrito que en España hay otros mares y otras costas, y olas -lenguas- que suenan distintas en cada playa, pero que tierra adentro se transforman en una única melodía que invita a la hermandad y el amor.

La patria espiritual de los españoles se construye desde la integración de la rica pluralidad de nuestras culturas. Los siguientes versos de Maragall pueden ser una luminosa metáfora para expresar este pensamiento:

"Tot és camí, tot és drecera,
si ens dem la má"

Celebramos la presencia entre los destinatarios de estos galardones de Blanca Berasátegui, Premio Luca de Tena, una profesional pura del periodismo. Semanalmente, desde las páginas de ABC Cultural, ha conseguido el respeto y la credibilidad del mundo intelectual, cualquiera que sea su posición ideológica. Su excelente pluma, que se ha manifestado en entrevistas espléndidas, está llena de inspiración, sabiduría y sensibilidad. A mi me ha impresionado especialmente el editorial por el que ha sido premiada, que es como un espejo de la sociedad contemporánea. La sola lectura de un párrafo de este hermosísimo artículo, inspirado en unos geniales dibujos de Mingote, es un destello del mejor periodismo: "La idea atroz del hombre sin nadie -dice Blanca- ha tenido en jaque a filósofos y poetas, creadores e intelectuales que la han llorado, gozado y pintado a lo largo de los siglos. Grito o susurro, la soledad es un rumor tan viejo ya, que ya es eterno".

Entre las personas que contribuyen a combatir esta soledad del hombre de hoy se encuentran los dibujantes de humor y los caricaturistas. Por eso es un acierto de ABC el haber creado el Premio Mingote para reconocer la labor de estos artistas.

El Premio Mingote de este año ha correspondido a Armengol Tolsá Badía, que colabora en el diario "Segre", de Lérida, un excelente dibujante que une a la inspiración argentina de sus orígenes' el buen sentido de la tierra catalana  donde vive. Es una alegría ver entre los grandes premiados a este joven profesional que, desde un foro de eco limitado, ha llamado la atención de un jurado excepcional.

Tolsá Badía es un estímulo y un ejemplo para el trabajo de tantos otros dibujantes y humoristas que, distribuidos por toda la geografía española, nos enseñan que las mejores obras pueden brotar de los manantiales más recónditos. Su periódico recibe hoy con él este homenaje de todos nosotros.

Agradezco a la Casa de ABC la oportunidad que me ha dado de asistir a esta relevante ceremonia, una oportunidad que quiero aprovechar -ya que hemos hablado de soledad, y en soledad hacen su creación los hombres de la cultura y de la ciencia- para que mi presencia aquí represente un mensaje de solidaridad con ellos, y para que sepan que no están solos en sus afanes y en su tarea iluminadora de nuevos caminos.

A todos, muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+