Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del centro Eurolatinoamericano de la Juventud

Molina, 15.09.1992

E

​sta misma mañana han dado comienzo en Sevilla las sesiones de la VI Conferencia Iberoamericana de Juventud, cuya Presidencia de Honor ostento por deferencia de los numerosos Gobiernos que con entusiasmo sustentan esta iniciativa internacional de diálogo y cooperación, promotora de importantes ventajas para los jóvenes de España y América Latina.

En un instante, hemos pasado de las palabras a los hechos. Gratamente sorprendido les acompaño ahora en el solemne inicio de la andadura de la sede europea del Centro Eurolatinoamericano de Juventud, plasmación física de uno de los proyectos más interesantes e innovadores de los que la Conferencia tiene en cartera y que refleja fielmente el espíritu constructivo que impera en las relaciones entre España y las naciones hermanas de América.

Muy destacable resulta, además, la dimensión Europea de este proyecto, mejor hablaremos ya de esta realidad que tenemos ante nuestros ojos. España es un puente entre Europa y las Américas. Esta afirmación lejos de ser un tópico es un hecho palpable que se va a percibir con mas fuerza gracias, entre otras circunstancias, a la puesta en marcha de instalaciones como esta que serán sede del encuentro permanente entre hombres y mujeres provenientes de culturas diversas.

Además del intercambio de experiencias en políticas de juventud y del diseño de nuevos proyectos en este Centro se van a producir encuentros entre personas con mayor o menor responsabilidad pública en sus países, que trabajan en condiciones muy diversas, muchas de ellas en una situación de dificultad para la orientación de recursos hacia la juventud y que por esas dificultades económicas no nos pueden quedar ajenas.

Va a presidir, en los trabajos del Centro Eurolatinoamericano de Juventud, el esfuerzo constante para que la desigualdad y la injusticia desaparezcan de la realidad social en Europa y en América, la búsqueda de sociedades más justas en las que hombres y mujeres jóvenes puedan cumplir su papel en libertad, afianzando el proceso de institucionalización democrática que felizmente se consolida. Es mucho, pero es lo que en buena medida se espera de este Centro.

Los Gobiernos Iberoamericanos que todavía no se han sumado a esta iniciativa deben convencerse de que este es un Centro con gran futuro, con un importantísimo papel en el desarrollo de los acuerdos de la Cumbre de Madrid. Siempre manteniendo unos mismos ideales y aspiraciones España aporta con él un centro único en nuestro país, solamente comparable al que, en Estrasburgo, en la frontera francesa con Alemania, sirve para acercar a jóvenes de los países miembros del Consejo de Europa.

No es frecuente, porque desgraciadamente prioridades más acuciantes no suelen permitirlo, que se puedan gestionar infraestructuras como ésta al uso casi exclusivo de los jóvenes. Por esta rareza es necesario que se haga el mejor uso del Centro Eurolatinoamericano de Juventud, una utilización intensa que enorgullezca a todos los gobiernos que están tras la iniciativa.

Se ha escogido para el Centro Eurolatinoamericano de Juventud un emplazamiento que en la España de 1992 ha quedado perfectamente asistido para los fines que son propios de esta instalación. Las infraestructuras de comunicaciones de las que se beneficia la comarca de Antequera y Mollina en concreto, en autovías, aeropuertos internacionales, y la cercanía con las vías de alta velocidad nos proporcionan un lugar privilegiado en relación a otros muchos de los que se hayan podido barajar para localizar esta sede Europea del Centro.

En una Andalucía cambiante y esperanzadora que mira hacia el futuro desde la perspectiva de las regiones con mayores posibilidades de Europa, la comarca de Antequera se sitúa entre las que tendrán mayor proyección. Estas tierras han visto como se han localizado en ellas asentamientos humanos en lo que venimos a llamar prehistoria, que no es otra cosa que el comienzo de nuestra civilización.

El Centro se ubica en un marco natural irrepetible, donde los romanos localizaron ciudades con gran actividad comercial, como corresponde a un punto que es centro geográfico del sur de la Península Ibérica. Y también desde aquí se vio con cercanía como se consumó la unidad de los reinos de España de la que también por estas fechas celebramos el quinto centenario. Antes de eso se vivieron ocho siglos de AI-Andalus, en los que se dieron numerosos ejemplos de convivencia entre razas y religiones, entre cristianos, hebreos y musulmanes.

De todo ello han quedado marcados en los andaluces caracteres profundos de hospitalidad y generosidad con el forastero. Quienes han acogido a varias civilizaciones y desde siempre han recibido en inconfundible armonía a todos los que por aquí han pasado, son los idóneos para alojar a jóvenes de todos los países que se sentirán aquí a gusto, rodeados por lugares respetados todavía por la mano del Hombre.

Mollina, villa de hombres y mujeres de paz, sabrá dejar recuerdo en los jóvenes de Europa y de América Latina y verá también como su nombre de ciudad aparecerá siempre unido, a través del tiempo y de las fronteras, a un Centro para el que deseamos los mayores éxitos.

Felicito desde ahora a todos lo que tengan la oportunidad de venir al Centro Eurolatinoamericano de Juventud, de venir a Mollina, a trabajar por su futuro y el de sus pueblos, a construir la unidad Iberoamericana como lo hacen los responsables de los Estados en cada oportunidad.

Queda, pues, inaugurado el Centro Eurolatinoamericano de la Juventud.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+