Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias a la colectividad española en el Uruguay

Uruguay, 20.11.1991

Q

​ueridos compatriotas,

Quiero ante todo agradecer las amables palabras de bienvenida de los Señores Presidentes del Consejo de Residentes Españoles y de la Federación de Instituciones Españolas, así como expresaros mi más sincero reconocimiento por las muestras de afecto que me habéis prodigado desde mi llegada, el pasado domingo, a este hermoso país.

En esta mi primera visita oficial al Uruguay, no podría faltar este encuentro con vosotros. Además de ser españoles, tenéis el enorme mérito de constituir un ejemplo vivo y fiel de lo que el hombre puede llegar a conseguir cuando, empujado por circunstancias desfavorables, se ve obligado a dar el difícil paso de buscar nuevos horizontes. Es verdad que no teníais otras armas que la tenacidad, la honradez a toda prueba y un incansable espíritu de trabajo.

Tuvisteis la fortuna de llegar a una nación que os acogió con cariño y sin recelo, donde hoy reina la libertad y la tolerancia. Ello permitió que vuestro asentamiento definitivo germinara y diera unos frutos que están a la vista de todos.

Quiero destacar el hecho de que vuestra actividad no se ha limitado a hacer prosperar la industria, o el comercio, sino que se ha plasmado, además, en ejemplares instituciones, de larga y fecunda trayectoria como la Española, Casa de Galicia, el Club Español, el Hospital-Sanatorio Español y el Centro Gallego, por sólo mencionar algunas entre las más representativas que constituyen hoy realidades de las que todos nos sentimos justamente satisfechos. Ello sin olvidar, por supuesto, ese querido y Modélico "Hogar Español de Ancianos", en el que encuentran acogida nuestros compatriotas más necesitados, gracias a la desinteresada colaboración de todos.

El mismo día de mi llegada, tuve la oportunidad de recibir a vuestros representantes del Consejo de Residentes Españoles y de la Federación de Instituciones Españolas, quienes me hicieron partícipe de las preocupaciones y necesidades más urgentes de nuestra colectividad, necesidades que afectan sobre todo a algunas de nuestras instituciones asistenciales, y, en general, a aquellos compatriotas de más avanzada edad, cuyo poder adquisitivo se ha visto afectado por una crisis económica de la que pocos países pueden considerarse ajenos. Sabed que vuestras preocupaciones son las mías y estad seguros que, desde España, se hará todo lo posible por tratar de paliar esas necesidades.

Sé muy bien que desde el recuerdo y la fidelidad a la Patria lejana habéis aprendido a amar a esta tierra generosa en la que han nacido vuestros hijos y nietos, hasta el punto de sentiros vosotros mismos parte de ella. Quiero alentaros a seguir manteniendo ambos sentimientos y a continuar representando con la misma dignidad y entusiasmo a esta España que tanto os debe y que tan orgullosa se siente de todos vosotros.

Termino trayendo un mensaje de afecto y de solidaridad de los Reyes, mis padres, quienes recuerdan con cariño su estancia en estas tierras.

Os reitero mi agradecimiento y mi emoción por estar entre vosotros y os invito a exclamar conmigo: ¡Viva España! ¡Viva Uruguay!.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+