Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias a la colectividad española en Santa Cruz de la Sierra

Santa Cruz de la Sierra. Bolivia, 18.09.1991

Q

​ueridos compatriotas:

Tengo la íntima satisfacción de estar hoy con vosotros en la ciudad de Santa Cruz, una de las ciudades de América que en su himno reconoce y conmemora la aportación de España a sus tierras y de la que los Reyes, mis padres, guardan un recuerdo entrañable; Ellos hoy les envían un muy afectuoso saludo aprovechando mi estancia aquí.

El sabor de esta ciudad, sus calles, sus árboles, los paisajes más selváticos de la Chiquitania y de otras zonas del Departamento, evocan a una de las más significativas epopeyas de paso y permanencia de nuestros antepasados. Hoy España está presente en América con unos objetivos de solidaridad y cooperación, brindando una ayuda que complementa los esfuerzos de los gobiernos.

Como ya he informado al Alcalde de la Ciudad, complace muy especialmente tener la oportunidad de poder regalar a esta ciudad una biblioteca de 500 volúmenes, en la esperanza de que sea un foco permanente de difusión cultural.

Quiero traeros desde España un mensaje de afecto. Somos conscientes del esfuerzo y el entusiasmo con el que muchos españoles aquí residentes, venidos de diferentes partes y por diversas razones, estáis cooperando en el dinamismo de esta región, una de las más prometedoras del país y con clara vocación de apertura al mundo.

Espero también que a partir de este foro empresarial que hoy hemos inaugurado, se generen importantes oportunidades de inversión, de empresas mixtas y nazcan intereses comunes y lazos económicos de toda índole.

Mañana me despido ya de Bolivia y regreso a España. Santa Cruz es, pues, mi última etapa en este país y vosotros los últimos compatriotas con los que me reúno aquí.

Sirva esta despedida, junto con mi testimonio de afecto y de solidaridad, para decir hasta pronto a todos los españoles de Bolivia.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+