Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración de electrificación de Copacabana

Copacabana. Bolivia, 16.09.1991

E

​s para mi un alto honor encontrarme hoy aquí con ustedes, en un enclave tan simbólico para Bolivia, participando en este importante acto para el futuro del país.

Sobre esta península de Copacabana, sobre este bello mirador del sagrado lago de Titicaca, cuna de las antiguas civilizaciones andinas conexión histórica y de comunicaciones entre Tiahuanacu y Cuzco, quiero manifestarles el deseo de España de trasladar a estas poblaciones aymaras campesinas y pesqueras, nuestro respeto y nuestra franca solidaridad. Como señala Xabier Albo, "el pueblo aymara es testimonio privilegiado de la originalidad con que en los Andes el hombre se organizó y aprendió a convivir con la naturaleza.

Creo representar a una joven generación de españoles que se siente comprometida con la solución de los graves problemas de desarrollo que afectan aún, en el límite del siglo XXI, a amplias zonas y pueblos de Iberoamérica.

El deseo de la cooperación española es implicarse en todos los esfuerzos que las comunidades bolivianas están realizando para, dentro del respeto a sus tradiciones culturales y a sus métodos productivos, mejorar sus condiciones de vida.

Nuestra presencia en Bolivia tiene hoy ese sentido solidario y trabajamos en sectores prioritarios para el desarrollo como son la salud, la educación y la mejora de la infraestructura y la vivienda.

El proyecto que hoy inauguramos se inscribe, pues, en estos objetivos, ya que va a permitir a ocho comunidades campesinas y a los pobladores de esta área ribereña, tener acceso a la energía eléctrica y ha sido posible gracias al fondo de contrapartida hispano boliviano del programa español de ayuda alimentaria.

Esta bahía de Copacabana con su virgen morena del lago, en la que las distintas regiones reconocen el símbolo de una común espiritualidad, es para mi hoy también el símbolo de una común unión y reencuentro entre Bolivia y España y una concreción más de recuperados esfuerzos conjuntos.

Señor Presidente,

Señoras y Señores;

Con mi agradecimiento por su acogida, quiero reiterar mi satisfacción por tener la oportunidad de participar en la inauguración de este ilusionante proyecto.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+