Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias al recibir el título de Astrofísico de Honor del Instituto Astrofísico de Canarias

Tenerife, 27.06.1985

R

​ecojo este título de Astrofísico de Honor que me otorgáis como un compromiso de trabajo hacia el futuro, como un estímulo de lecturas, libros y problemas que me son muy queridos como estudiante.

Comparto con mis compañeros de estudios y, en general, con los jóvenes de mi generación, una especial inquietud ante todo lo que se refiere a ese mundo que nos parece infinito del Cosmos. Creo que hoy la Ciencia y el Arte de la Astronomía no constituye un hecho aislado e impenetrable, prohibido a quienes no hayan investigado en sus misterios y conozcan sus cálculos infinitesimales.

Antes bien, los cielos del Cosmos nos abren sus puertas, navegamos cada vez con más medios y precisión por los caminos siderales y no pasará mucho tiempo sin que visitar astros sea un hábito compartido por millones de personas en todas las naciones.

Yo recojo, precisamente, este título como una invitación a no apartarme de este sueño ya próximo. Me gustaría vivir de cerca esa realidad porque estoy seguro que ello serviría para completar el sentimiento y la concepción de nuestra civilización terrena. Es cierto que, como señalan los poetas, mirando hacia las estrellas ahondamos en nuestro propio ser, nos emocionamos ante la belleza y sentimos que el amor debe ser la condición primordial de los seres.

La noticia de que las Islas Canarias aceptan la restricción en la iluminación de esta isla para colaborar a los trabajos de investigación en los observatorios ahora inaugurados por el Rey, es un ejemplo del interés y de la solidaridad que la ciencia, los sabios y, concretamente la Astronomía, despiertan.

Tengo la intención de venir aquí en el futuro, siempre que ello sea posible, para disfrutar no sólo de la paz, la belleza y la convivencia de esta gran comunidad canaria, sino para admirar y enterarme dentro de mis modestos conocimientos, de Ia labor de esta investigación que día y noche comienza en el Teide y el Roque de los Muchachos. Porque las consecuencias de esa labor repercutirán en nuestro pueblo, en Europa y el mundo.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+