Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la colectividad española en la Embajada de España en Francia

París. Francia, 03.06.2015

Muy buenas tardes y bienvenidos a esta Residencia de la Embajada de España en París.

Sinceramente es un placer y una alegría ─además de un honor─, para la Reina y para mí, recibiros hoy en la casa que es, simbólicamente, la de todos los españoles en Francia. Siempre resulta muy emotivo el encuentro con nuestros compatriotas fuera de España.

Más aún en este caso, cuando hace solo poco más de dos meses que debimos suspender nuestra Visita de Estado por la tragedia aérea ocurrida en Los Alpes, en la que muchos de nuestros compatriotas perdieron la vida. Sirvan estas palabras como sentido homenaje a todas las víctimas y como expresión de solidaridad y afecto hacia sus familias y personas allegadas.

Esta es, pues, nuestra primera visita de Estado, y venimos a un país vecino y amigo con el que estamos tan estrechamente vinculados por lazos de historia, por una estrecha complicidad en el presente y por una visión compartida del porvenir. Los españoles que habéis encontrado aquí vuestro hogar, sois puente de unión entre nuestras dos sociedades, contribuís al enriquecimiento, a la diversidad y al mejor entendimiento entre  Francia y España.

Gracias a esa savia vital que solo la dimensión humana puede aportar, además del buen hacer de tantos con diferentes niveles de responsabilidad, pública y privada, nuestras relaciones son hoy magníficas en todos los órdenes. Realmente, los vínculos que nos unen trascienden los límites de una relación bilateral. Francia es uno de los principales motores de Europa. Por ello debemos mantener el esfuerzo de concertación, coordinación y colaboración que caracterizan nuestras relaciones en el seno de la Unión Europea. Cuando hablamos con la misma voz y enfrentamos los desafíos comunes con la misma entereza, contribuimos eficazmente a construir una Europa más justa y próspera para nuestros ciudadanos.

Una de las principales amenazas para nuestra democracia y para los valores que compartimos franceses y españoles es el terrorismo. Quiero rendir un sentido homenaje a las víctimas de los ataques en París del mes de enero, o del mes de marzo en Túnez, así como a sus familias, pero también a todas las victimas de cualquier forma de terrorismo que, como vemos con lamentable frecuencia, no tiene límites geográficos, ni morales para amenazar y querer destruir la vida, los derechos fundamentales, la democracia y la convivencia entre culturas, ideas y creencias.

sé que muchos, especialmente los más jóvenes, habéis dejado España para labraros un futuro profesional. Soy consciente del sacrificio que supone abandonar a vuestros seres queridos para empezar una nueva vida fuera de nuestras fronteras. Vuestra experiencia y conocimientos constituyen un activo incalculable para apoyar el progreso de nuestro país, al que no podemos ni debemos renunciar

Los españoles conocemos muy bien esta lacra, la hemos sufrido y combatido durante largo tiempo con la inestimable ayuda de Francia. Ahora tenemos la ocasión de demostrar nuestra solidaridad con el pueblo francés ante la bárbara violencia que tanto daño ha causado en esta capital. Todas las sociedades democráticas y las que están en el difícil camino de lograr serlo, corremos el mismo peligro, y juntos debemos afrontarlo y defender los logros que hemos conquistado entre todos.

Queridos compatriotas,
Los españoles sabemos lo mucho que cuesta alcanzar, preservar y mejorar esas conquistas. Vosotros, que residís fuera de España, sois una parte fundamental de lo mejor que ha logrado nuestro país.

Algunos lleváis décadas en Francia, otros habéis llegado recientemente, ya sea por razones personales o por trabajo. Desarrolláis aquí vuestras vidas y mantenéis al mismo tiempo vuestro vínculo con España.

Sé que muchos, especialmente los más jóvenes, habéis dejado España para labraros un futuro profesional. Soy consciente del sacrificio que supone abandonar a vuestros seres queridos para empezar una nueva vida fuera de nuestras fronteras. Pero vuestra experiencia y conocimientos constituyen un activo incalculable para apoyar el progreso de nuestro país, al que no podemos ni debemos renunciar.

Hoy quiero haceros llegar el reconocimiento de toda la sociedad española, y el de la Corona, por el esfuerzo que estáis realizando. Compartimos vuestros sueños y vuestros anhelos y celebramos juntos vuestros éxitos.

Ortega y Gasset escribió que “sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”.

Vosotros pensáis en grande y miráis lejos, porque tenéis sueños que cumplir y queréis alcanzarlos. Mi empeño es que, allá donde os encontréis, os sintáis y seáis parte de un proyecto ambicioso: el proyecto de una España ilusionada en una Europa integrada y en un mundo justo y en paz. Esta es la empresa que tenemos por delante.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Viatges Oficials

Viaje de Estado a la República Francesa
Sus Majestades los Reyes durante la reunión con el Presidente de la República Francesa, François HollandeParís, 2.6.2015/4.6.2015