Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de presentación de la Cámara de Comercio de España

Hotel Westin Palace. Madrid, 09.02.2015

Una de las principales prioridades de nuestro país en los últimos años, como todos sabemos, ha sido la superación de la crisis económica más grave a la que nos hemos enfrentado en nuestra historia reciente; y en muchos aspectos, lo sigue siendo.

En este difícil contexto, hemos sido muy conscientes de que nuestra economía debía crecer de forma estable y continuada para así crear nuevos puestos de trabajo y reducir el elevado nivel de desempleo que sufre la sociedad española, especialmente entre los jóvenes y las personas que crónicamente sufren esta situación.

Para esa finalidad, es vital el papel desempeñado por las empresas, porque son ellas las que más generan empleo y contribuyen en gran medida a la inversión y la innovación tecnológica en nuestro país.

Por ello y en este sentido, quiero decir que me alegra mucho presidir hoy la presentación de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España, institución que, estoy seguro, va ayudar indudablemente a lograr esos objetivos y que hereda el buen trabajo del Consejo Superior de Cámaras en su trayectoria de sumar fuerzas en el papel histórico de nuestras queridas Cámaras de Comercio de toda España.

Esta Cámara nace con la misión de defender el interés general y con todos los elementos necesarios para conseguir los fines específicos para los que ha sido creada. Por un lado, lidera una amplia red de Cámaras de Comercio, tanto en España como en el exterior, lo que le va a permitir colaborar con las empresas, grandes y pequeñas, en todo el mundo. Por otro lado, en el Pleno de la Cámara están representados los principales actores de la economía española, tanto del sector privado como de la Administración. Por ello, estoy seguro de que esta institución se convertirá en un foro fundamental en el que se propondrán y debatirán importantes iniciativas económicas. Nace además con un excelente equipo humano y una experiencia que le va a ser de gran utilidad para enfrentarse a los nuevos desafíos.

Existen muchos campos en los que la Cámara está destinada a hacer una contribución muy valiosa, impulsando el espíritu emprendedor e innovador, pero, en esta oportunidad, quiero subrayar tres de ellos que están relacionados entre si.

El primero es la internacionalización. Vivimos en un mundo que continua acelerando su globalización, ampliando sus efectos, y en el que el progreso económico de España y el futuro de las jóvenes generaciones depende en gran medida de cómo abordemos este importante reto. Es imprescindible que nuestras empresas salgan al exterior. Muchas ya lo han hecho, otras lo están intentando y algunas aún no han empezado esta aventura. Pero es preciso que las empresas españolas sean conscientes de que su futuro pasa por la apertura a los mercados exteriores.

Vivimos en un mundo que continua acelerando su globalización, ampliando sus efectos, y en el que el progreso económico de España y el futuro de las jóvenes generaciones depende en gran medida de cómo abordemos este importante reto. Es imprescindible que nuestras empresas salgan al exterior. Muchas ya lo han hecho, otras lo están intentando y algunas aún no han empezado esta aventura. Pero es preciso que las empresas españolas sean conscientes de que su futuro pasa por la apertura a los mercados exteriores

Internacionalizarse es difícil, ciertamente. El mercado internacional es muy competitivo y el mundo está lleno de empresas muy eficientes que, además, cada vez se dan en mayor número de países. Para tener éxito, nuestras empresas deben hacerlo mejor que sus competidoras, y ello supone un gran esfuerzo.

Pero no sólo son las empresas las que se deben internacionalizar. Nuestros jóvenes graduados tienen que ser capaces de trabajar en idiomas extranjeros y para ello es siempre muy valioso contar con una experiencia educativa y laboral internacional y saber considerar al mundo entero como “nuestro campo de acción”.

También es necesario que esta visión global impregne nuestro sistema educativo, nuestra investigación y a la sociedad española en su conjunto. Es un reto difícil en el que la Cámara de España debe desempeñar un papel muy significativo. Pero en esta tarea de internacionalización tenemos que ayudar todos: las Cámaras de Comercio, las empresas, la Administración; también los medios de comunicación y el mundo académico e intelectual. Y por supuesto que en esta tarea contáis también, siempre, con todo el apoyo de la Corona.

El segundo campo es el de la competitividad. Si queremos desenvolvernos con resultados positivos en el mundo globalizado, tenemos igualmente que ser muy competitivos, y esto tampoco es fácil.

Para que una empresa sea competitiva ha de acertar en numerosos frentes. Tiene que haber elegido la estrategia adecuada, haberse convertido en un líder tecnológico, haberse digitalizado, ofrecer un producto que atraiga a sus clientes, tener una buena estrategia comercial, contar con un buen equipo humano. Se trata de hacer muchas cosas muy bien, mejor que los competidores. Qué os voy yo a contar a tantos empresarios aquí presentes que sabéis muy bien todo esto y lo habéis llevado a la practica con éxito.

El tercer ámbito que quiero mencionar es de de la ayuda a las pymes y a los autónomos. Las empresas en general son las grandes creadoras de riqueza y empleo. Pero son las grandes empresas las que cuentan con suficientes recursos para enfrentarse a los retos que he señalado. Si nos fijamos en las empresas más competitivas de nuestro país y que más se han internacionalizado nos encontraremos con muchas compañías grandes. Sin embargo, las pymes y los autónomos forman una parte esencial de nuestro tejido productivo y son las que más contribuyen a la creación de ese empleo que tanto necesitamos. Por ello, se merecen un capítulo especial.

Es necesario que nuestras pymes mejoren su tecnología, se digitalicen, aumenten su dimensión, se fortalezcan financieramente, se internacionalicen. Esta Cámara tiene que desempeñar un papel fundamental en este campo y continuar con la larga tradición que ya acumulan nuestras Cámaras de Comercio.

En suma, hay muchos ámbitos en los que la Cámara puede convertirse en una institución de referencia. La Cámara lleva pocos meses funcionando, pero ya ha iniciado nuevas actividades en diversos frentes. Yo la animo a seguir con ese espíritu, a mantenerse abierta a diferentes iniciativas y a estar activa en aquellas áreas que contribuyan al progreso de nuestra sociedad. De este modo la Cámara se mantendrá como ese actor joven y fresco que forma parte de nuestra sociedad y que actúa para el beneficio de nuestra sociedad.

Termino ya mis palabras agradeciéndoos a todos vuestra presencia esta mañana y dando la enhorabuena al Presidente de la Cámara, a los miembros del Pleno y el Comité Ejecutivo. Tenéis todos los elementos para poder alcanzar el mayor éxito, por lo que os animo a cumplir con vuestra misión con responsabilidad y generosidad. También, os recuerdo y reitero que, en esa misión firmemente comprometida con el interés general, siempre podréis contar todo con mi apoyo.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats