Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena organizada por la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación y la Confederación de Empresarios de Sevilla

Sevilla, 20.05.2014

M​uy buenas noches a todos y gracias, especialmente, a la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación, y a la Confederación de Empresarios de Sevilla por esta invitación que nos alegra porque, además traernos a la Princesa y a mí de nuevo a esta ciudad capital de Andalucía, siempre tan cercana y tan querida, sabemos que es producto del afecto y la consideración tanto personal como institucional.

Y nos alegra de verdad, también, el motivo por el que nos convocáis, para poder participar en esta Campaña de Reconocimiento a la Empresa Sevillana que habéis desplegado durante el último medio año poniendo de relieve el papel de los empresarios, los autónomos y los trabajadores; una campaña que ahora llega a su fin y que ha sido, sin duda,  una iniciativa muy oportuna y necesaria. Queremos, por supuesto, felicitar a todos los responsables de su concepción y puesta en marcha. Gracias por hacerlo, en nombre de todos –si me permiten−; gracias también al patrocinador y a los colaboradores que lo han hecho posible.

No solo es necesario, sino que es también justo “animar y motivar a los empresarios en momentos de especial dificultad”, tal como os propusisteis al comienzo de esta campaña; sin duda lo merecen por su espíritu de lucha y de superación. Pero, también, porque el esfuerzo de los emprendedores aporta claramente un beneficio colectivo, favoreciendo el crecimiento económico y, sobre todo, la creación de empleo. Cuando, además, ese esfuerzo se ha realizado en circunstancias tan complejas como las de los últimos años, en los que hemos vivido la crisis económica más grave de los tiempos recientes, merece, sin duda, un especial reconocimiento.

Pero si hoy destacamos a quienes habéis podido aguantar el tirón, no quiero dejar de reconocer igualmente la labor de muchos otros empresarios que han tenido que dar un nuevo enfoque a sus proyectos, o crear nuevas líneas de negocio, para no dejar de existir. Algunos -demasiados, lamentablemente- han tenido que cerrar sus negocios por causa de esta crisis y a pesar de todo el empeño, el trabajo y la ilusión que pusieron en ellos.

Deseo, por tanto, que ésta sea también una oportunidad para expresar nuestro respeto a los que han luchado con coraje para mantener a flote sus actividades empresariales, y una ocasión para manifestarles nuestro apoyo. Estoy convencido de que numerosas empresas representadas aquí pueden aportar mucho de su experiencia a esos empresarios que ahora no han tenido suerte pero que, estoy seguro, si perseveran y siguen creyendo en su labor y capacidad como emprendedores, podrán tenerla en un futuro para volver a levantar un proyecto nuevo o renovado que satisfaga necesidades y demandas en la sociedad, dé valor añadido a la economía y, sobre todo en estos tiempos, dinamice el mercado laboral dando oportunidades de empleo a tantos que lo necesitan.

Estoy convencido de que numerosas empresas representadas aquí pueden aportar mucho de su experiencia a esos empresarios que ahora no han tenido suerte pero que, estoy seguro, si perseveran y siguen creyendo en su labor y capacidad como emprendedores, podrán tenerla en un futuro para volver a levantar un proyecto nuevo o renovado que satisfaga necesidades y demandas en la sociedad, dé valor añadido a la economía y, sobre todo en estos tiempos, dinamice el mercado laboral dando oportunidades de empleo a tantos que lo necesitan

Este acto es bien representativo del servicio que prestan a las empresas las Cámaras de Comercio y las organizaciones empresariales, apoyando el tejido productivo y velando por el desarrollo económico.

En este sentido, no me resisto a hacer hincapié nuevamente en la importancia de las pymes y micro-pymes, que son clave para la economía de nuestro país, contribuyen a caracterizar la idiosincrasia de nuestro entramado productivo y comercial, y son una expresión muy concreta del espíritu de nuestros emprendedores. Pero además, deben ser las nuevas protagonistas de la presencia exterior de la empresa española, de la sevillana y andaluza. Eso, evidentemente requiere apoyos y esfuerzos concertados de las administraciones y del sector privado, sobre todo de nuestras grandes empresas.

Por ello, en el contexto actual de una economía crecientemente globalizada, altamente competitiva y cada día más interdependiente, debemos saber apoyar de la manera más efectiva posible a las pymes. Nos encontramos con retos importantes, como el de la internacionalización que he mencionado ya, pero también el de la innovación que es cada día más determinante y que hay que abordar con método y conocimiento para alcanzar el éxito buscado. En este proceso, estoy seguro de que nuestras firmas más pujantes, las grandes empresas, pueden -y de hecho ya lo hacen bastantes- prestar también un gran servicio como tractoras de las pymes, en ambos mercados, interior y exterior. Así prestarían, otro gran servicio a la economía y a la sociedad española.

Al concluir esta campaña, habéis premiado a varias empresas que han apostado por Sevilla y a otras empresas sevillanas que destacan en distintas categorías. Enhorabuena a todas ellas.

He tenido, asimismo, el honor de hacer entrega de la Mención Especial a la Trayectoria Empresarial. Esta distinción ha recaído en Don Miguel Pérez que, con más de 100 años de edad, nos ha dado una muestra magistral de veteranía y de juventud a un mismo tiempo, de espíritu emprendedor y de ganas de mejorar y ayudar a los demás. Gracias, Don Miguel, por su generosidad, por compartir con nosotros su experiencia y conocimiento y, sobre todo, por su extraordinario ejemplo.

Termino ya y dedico nuestros mejores deseos para esta Cámara y esta Confederación de Sevilla, para todos sus integrantes, con la seguridad de que con su labor seguirán contribuyendo al crecimiento de nuestra economía y al progreso de Sevilla, de Andalucía y, con ellas, de toda España.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+