Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de los "Premis Cambra 2002" de la Cámara de Comercio e Industria de Sabadell.

Barcelona(Sabadell), 05.11.2002

V

ull agrair, en primer lloc, la amable invitació de la Cambra de Comerç i Indústria de Sabadell per a presidir l'acte de lliurament dels "Premis Cambra 2002", i disposar, d'aquesta manera, de la oportunitat de compartir amb vosaltres les vostres il.lusions i projectes.

La meva més sincera i cordial felicitació als premiats en aquesta edició, que amb la seva trajectòria industrial i comercial, vocació exportadora, i la seva contribució a una millor qualitat de vida, ens proporcionen enguany un exemple d'excel.lència empresarial i de compromís amb el seu entorn més pròxim.

I també la meva enhorabona a aquesta Cambra de Comerç que, any rera any, organitza aquesta activitat amb el propòsit de reconèixer el traball i el mèrit de les empreses, institucions i empresaris que reben aquests guardons, i de posar de manifest el seu estímul i suport al sector empresarial en el seu conjunt.

Les Cambres ténen un paper molt importat en el progrés i desenvolupament de la nostra societat. Els seus serveis, l'activitat que duen a terme, el seu suport al foment de les exportacions, i la seva implicació directa amb tots els temes de caire econòmic, comercial i industrial, fan de les Cambres un punt obligat de refèrencia i consulta per a qualsevol presa de decisió.

Al llarg de la seva història, aquestes institucions han evolucionat al ritme de la societat i el seu progrés. Han participat del seu compromís col.lectiu, i la seva visió de conjunt, necessaris per a fer front amb rigor els compromisos contrets, i resoldre amb encert els problemes que cada temps planteja.

En aquest procés, l'aportació de les Cambres catalanes, entre les quals hi ha la de Sabadell, ha estat especialment valuosa, perquè ha potenciat la figura de l'empresari i la imatge del teixit empresarial, com a motor del desenvolupament col.lectiu.

Esta comarca, y Sabadell en particular, ha sido un paradigma de la evolución industrial del sector textil. La propia arquitectura del centro de la ciudad conserva aún los rasgos de los viejos telares, cuyo rumor, ininterrumpido durante muchos años, era el signo de la prosperidad.

Quiero rendir aquí especial homenaje a los empresarios de esta comarca, que luchan desde hace años para superar la crisis de su industria tradicional, y se han abierto, con esfuerzo y tenacidad encomiables, a nuevas fuentes de producción industrial, con el éxito que demuestran las cifras que acabamos de escuchar en las palabras de vuestro presidente.

Estos son el talante y las virtudes que caracterizan y han hecho grande a Cataluña, y con ella a España entera.

Entre ellas quiero destacar la que es una constante histórica de esta tierra: su capacidad para abrirse al exterior. Los empresarios catalanes descubrieron hace tiempo la necesidad y las ventajas de la exportación, y su visión de futuro ha situado a esta Comunidad en un puesto destacado del sector exportador nacional.

Necesitamos seguir en esta línea de internacionalización de nuestra economía, de especial atención a la formación continuada de nuestros trabajadores y empresarios, de competitividad de nuestras industrias, y de fomento de la capacidad e iniciativa empresarial, como generadora de riqueza y de creación de empleo.

Disponemos de los medios precisos para que España siga siendo un país de referencia en el contexto comunitario y en el orden mundial. Para mantener esta posición todos somos necesarios y todos, cada uno desde su propia responsabilidad, debemos seguir trabajando para fortalecer nuestros propios recursos y seguir engrandeciendo la sociedad española. En esta tarea no existen límites, sólo una voluntad decidida de construir un futuro cada vez más sólido y seguro para todos.

Desde las instituciones podemos y debemos ayudar a alcanzar estos objetivos, pero es la sociedad, siempre lo ha sido, la protagonista indiscutible de su propia historia. Ha sido ella la que ha ido forjando, año tras año, década tras década, su destino. Y así seguirá ocurriendo en el futuro.

Es importante, y así nos lo enseñan estos premios, que sepamos completar esta apuesta por el progreso, la modernización y el desarrollo, con una actitud vital y una preocupación social. Tenemos que promover un sincero aprecio y ejercicio de las relaciones humanas, una mejora de nuestra convivencia y el espacio urbano en que principalmente se realiza, una educación de respeto al medio ambiente y los recursos naturales.

Y, sobre todo, tenemos que ser capaces de encontrar medios y alternativas para reducir los desequilibrios sociales que se producen junto a nosotros. Urge encontrar alternativas y fórmulas adecuadas para mejorar la vida y perspectivas individuales y de grupo de cuantos, por diversos motivos, no son capaces de mantener nuestro ritmo. Necesitamos que cada vez haya más personas que también compartan nuestro bienestar, nuestros medios, y nuestras esperanzas.

Estoy convencido de que entre todos seremos capaces de encontrar los medios y mecanismos precisos para mejorar esta situación, y lograr cada día mayores cotas de equilibrio en nuestra sociedad.

Termino reiterando mi más sincera y cordial felicitación a todos los premiados y a la Cámara de Comercio e Industria de Sabadell por su atenta invitación.

Muchas gracias.

 

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+