Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la apertura del IX Congreso Mundial de Prévention Routière Internationale

Madrid, 26.02.2002

B

ienvenidos a este Congreso, en el que Prévention Routière Internationale nos reitera su preocupación por la mejora de la siniestralidad vial, y en el que se van a discutir las medidas más adecuadas para lograr un significativo descenso de los accidentes de tráfico.

Las indudables ventajas que la red de carreteras y los vehículos que circulan por ellas suponen para la economía, la cultura y el ocio colectivo, se ven oscurecidas por las imágenes estremecedoras que provocan los accidentes, en los que 40.000 personas pierden su vida al año en nuestra Unión Europea, y 1.600.000 sufren heridas que en muchos casos dan lugar a diversos tipos de invalidez.

Esta reunión se va a dedicar a la persona como eje de la seguridad, pero este lema no puede concretarse en un planteamiento individualista, o más bien egoísta, de las cuestiones que estos días van a plantearse, sino como un hecho social y un continuo ejercicio de coexistencia y cooperación.

La promoción social que ha incrementado el número de conductores es un factor de progreso que debe traducirse en la convicción de que la educación vial es en nuestros días un capítulo tan esencial en nuestras vidas como el cuidado de la salud o la capacitación profesional.

Una educación cuyo objetivo es el desarrollo de los hábitos y actitudes imprescindibles en la formación de las conductas viales seguras, la mejora de las relaciones humanas, el uso racional de los medios de locomoción, el respeto y cuidado del medio ambiente, y la cualidad de ser la medicina preventiva que aminore los niveles de mortalidad y morbilidad que la circulación genera.

Polarizar la atención general sobre la seguridad vial, realizar campañas que refuercen la coincidencia en torno a sus valores y ventajas, y, sobre todo, asumir como propio el desarrollo de una responsabilidad en este campo, son las claves en las que hay que engarzar la mejora de las infraestructuras y los adelantos técnicos más sofisticados que hoy se incorporan a los vehículos, convirtiéndolos en ayudas eficaces para un tráfico que busca ser cada vez más moderno y más humano.

La labor de los organizadores y los expertos durante estos días es fundamental para conseguirlo. Mucho esperamos de sus trabajos y conclusiones, que a todos nos conciernen tan directamente.

Declaro inaugurado el noveno Congreso Mundial de la Prévention Routière Internationale.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+