Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la entrega de Premios Nacionales del Deporte y de los Distintivos de la Real Orden del Mérito Deportivo.

Madrid(Palacio de El Pardo), 21.03.2003

U

n año más nos reunimos con la gran familia del deporte español.

Con la entrega hoy de los Premios Nacionales del Deporte, y de los distintivos de la Real Orden del Mérito Deportivo, manifestamos nuestro compromiso con el mundo deportivo y con todos sus protagonistas: los deportistas, y quienes hacen posible la realización de su actividad.

También se hacen hoy acreedores de nuestra gratitud los técnicos, entrenadores, árbitros y jueces, así como los directivos del deporte.

Mi felicitación muy cordial a todos los premiados, y mi reconocimiento, y el de toda la Familia Real, al esfuerzo y dedicación que encierran estas distinciones.

El deporte, su espíritu y el respeto a las reglas que entraña, constituyen un lenguaje universal que todos comprendemos. Se convierte así en el vehículo ideal para llevar a la sociedad mensajes positivos de paz, concordia, consenso y respeto mutuo, y muy especialmente en los momentos de crisis o dificultad.

Desde esa reflexión no podemos dejar de mencionar que el acto de hoy, previsto desde hace tiempo, se celebra cuando se ha iniciado el conflicto en Irak. Por ello, no podemos dejar de expresar nuestro firme deseo de que concluya cuanto antes con un mínimo de pérdidas humanas y de sufrimientos y de que pronto se logre la paz.

Con tal objeto, la Corona desea que se desarrollen todos los esfuerzos necesarios en el plano internacional y que las fuerzas democráticas de nuestro país redoblen sus esfuerzos de diálogo y entendimiento en su común afán de poder servir mejor a los intereses generales de España, colaborando al fortalecimiento de la paz y cooperación internacionales.

He seguido con gran preocupación el desarrollo de esta crisis, de la que estoy siendo permanentemente informado, escuchando las distintas opiniones que suscita. La Corona mantendrá su papel integrador, al servicio de los valores democráticos y del interés general. Respaldará en todo momento a las distintas instituciones del Estado en el ejercicio de las competencias que les atribuye nuestro ordenamiento jurídico. Respetará el pluralismo social y los debates que corresponde desarrollar a las fuerzas políticas, conforme a nuestra Constitución.

El año 2002 ha vuelto a mostrar el vigor de nuestro deporte en todos sus ámbitos y especialidades. Este acto es una excelente ocasión para manifestar nuestra satisfacción por el éxito y trabajo de tantos hombres y mujeres.

Gracias a su esfuerzo y constancia han conseguido situar a nuestro país en una posición destacada en el ámbito deportivo a nivel mundial.

Vemos con gran esperanza la llegada de nuevas generaciones de deportistas que, con ilusión y profesionalidad, garantizan la continuidad del deporte español de élite.

Ellos son tributarios del esfuerzo de los hombres y mujeres que hoy ingresan en la Real Orden. Al recibir su legado, con el compromiso de mejorarlo, podrán seguir conquistando nuevos triunfos para todos.

Os animo a continuar en esta línea, y a promover entre los jóvenes aquellas especialidades que más necesitan del impulso y respaldo de la sociedad.

Un apoyo cuya importancia ponen de manifiesto todas las instituciones, universidades y profesionales de la comunicación que hoy reciben estos galardones. Distinciones dirigidas a premiar su labor en pro del fomento de las actividades, dotaciones y celebraciones deportivas.

El deporte se enfrenta al reto y la exigencia de ser cada vez más solidario, más limpio y más humano, en un mundo en constante cambio. Ser deportistas entraña una responsabilidad en esta tarea, como contrapartida a la fama y el reconocimiento que merecen.

Su ejemplo es un aliento constante para las nuevas generaciones que quieren seguir sus pasos, e impulsa la práctica del deporte como un elemento esencial de la formación del individuo y muestra de su calidad de vida. España tiene en vosotros a unos embajadores de excepción. Me consta que sois conscientes de la importancia del deporte más allá de nuestras fronteras.

El deporte, como afición y ejercicio cotidianos, plantea una serie de exigencias fundamentales para progresar en cualquier actividad humana: constancia en el esfuerzo, afán de superación, espíritu de equipo y valor del trabajo bien hecho.

De igual forma, los jóvenes con discapacidad han encontrado en el deporte una forma de superación, un reto diario que ha llevado a España a ocupar los puestos más destacados en las grandes competiciones internacionales, y que supone para ellos y para todos nosotros una gran satisfacción, y nos llena de orgullo como españoles.

Enhorabuena a todos por haber sabido conjugar entusiasmo y eficiencia en el desempeño de vuestra tarea. Podéis estar seguros de que os acompañamos en este camino, para el que contáis con el apoyo y estímulo más sincero de la Corona.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+