Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey ante el plenario de la XIII Conferencia Internacional de Supervisores Bancarios

Madrid, 22.09.2004

E

n nombre de la Reina y en el mío propio, me cabe la gran satisfacción de darles la más cordial bienvenida.

Constituye un honor y un motivo de especial alegría que hayan escogido la capital de España como sede de la Décimo Tercera Conferencia Internacional de Supervisores Bancarios.

Esperamos corresponder a este gesto con la expresión de nuestro afecto y mayor hospitalidad.

Mi enhorabuena más sincera a las instituciones organizadoras, es decir, al Comité de Supervisión Bancaria y al Banco de España, por haber reunido estos días en Madrid a tan amplia representación de la comunidad supervisora internacional.

La tarea que todos Ustedes desempeñan con tanto esmero y dedicación reviste una vital importancia para el más sólido desarrollo y bienestar de nuestros países.

Una tarea siempre trascendental pero que, por su propia naturaleza, se realiza la mayoría de las veces con prudente discreción y, por ello mismo, sólo resulta de dominio público en contadas ocasiones.

No hay desarrollo equilibrado sin un sistema financiero eficiente, estable y capaz de responder a las demandas de los agentes económicos.

En este marco, la estabilidad del sistema bancario es un bien público que requiere permanente atención y una adecuada protección.

Algunos de sus condicionantes, como su dependencia de la confianza colectiva de los ciudadanos, subrayan la extraordinaria relevancia de la labor profesional que Ustedes ejercen, y hacen de ella una de las piezas fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema bancario.

La tarea supervisora es particularmente difícil en una sociedad abierta, ya que no puede ni debe interferir en el normal funcionamiento de los mecanismos del mercado, a los que se trata de complementar y, en su caso, de corregir, pero nunca de sustituir.

Esta tarea es, en sí misma, compleja. Y hoy lo es aún más, en un contexto en el que los mercados financieros funcionan a escala planetaria.

La globalización financiera, y la difusión de conocimientos que conlleva, ofrecen la oportunidad de extender a escala mundial, y en beneficio de un creciente número de personas, las prácticas de los sistemas bancarios más modernos y eficientes. Este es, sin duda, un hecho positivo.

Sin embargo, no es menos cierto que esos sistemas financieros, cada día más abiertos e internacionalizados, plantean asimismo nuevos retos y nuevos riesgos.

Conocemos y valoramos los esfuerzos que Ustedes realizan cada día para estar a la altura de sus responsabilidades y para adaptarse a la evolución del sistema financiero.

Felicito expresamente al Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, por el importante papel que desarrolla y por haber logrado llevar a buen puerto la revisión de sus recomendaciones en materia de solvencia de las entidades bancarias, lo que constituye, sin duda, una aportación de gran relevancia.

Los esfuerzos que les corresponde desarrollar a todos Ustedes, resultarían baldíos sin una cooperación intensa entre los supervisores bancarios de los diferentes países. Una cooperación de la que esta reunión es un ejemplo alentador.

Sólo mediante una colaboración leal, intensa y continuada es posible dar una respuesta adecuada a los desafíos que las nuevas circunstancias plantean y al esfuerzo de adaptación que reclaman.

Por último, quiero manifestar mis mejores deseos de que esta reunión sea satisfactoria para todos Ustedes y altamente fructífera para el futuro desempeño de sus trabajos.

Declaro inaugurada la decimotercera Conferencia Internacional de Supervisores Bancarios.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+