Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena ofrecida por el Primer Ministro de la República de Hungría

Hungría(Budapest), 08.09.2004

S

eñor Primer Ministro,Señora MedgyessySeñoras y Señores

Muchas gracias, Señor Primer Ministro, por sus afectuosas palabras y por haber tenido la enorme gentileza, junto con vuestra esposa, de ofrecernos esta cena a la Princesa y a mí, con motivo de nuestra primera Visita oficial a Hungría, en este precioso lugar tan cargado de historia.

Llevamos dos días en Budapest desarrollando un interesante programa que nos está permitiendo conocer más de cerca la realidad de esta Hungría moderna y dinámica, plenamente integrada en la Unión Europea y la OTAN, y a la que tanto deben la historia y cultura de Europa. Una Hungría con la que España desea estrechar lazos e intensificar sus relaciones bilaterales en todos los ámbitos.

Nos satisface especialmente poder intercambiar impresiones con usted en unos momentos de tanta relevancia para el devenir político de la Europa ampliada. Conocemos y valoramos adecuadamente sus esfuerzos desde el primer momento para ir dotando progresivamente a Hungría de un sistema económico moderno, poniendo las bases para las reformas bancaria, fiscal y de privatización empresarial. Una labor que habría de consolidar años más tarde desde sus responsabilidades al frente del Ministerio de Hacienda para, finalmente, como Primer Ministro, completar la tarea histórica de integrar a Hungría en la Unión Europea. Su país le debe, por ello, gratitud y reconocimiento.

Hungría se ha incorporado plenamente, y a muy justo título, al curso de la gran obra de integración europea. La ampliación de la Unión Europea, que siempre contó con el pleno respaldo de España, plantea desafíos pero también oportunidades para todos, para los que ya estábamos y para los que llegan ahora. La Unión Europea requiere de todos los Estados que la integramos un esfuerzo permanente de negociación y compromiso, una incesante sucesión de etapas que con el debido diálogo y voluntad política se superan para seguir avanzando en la construcción europea.

España, Señor Primer Ministro, desea sinceramente trabajar estrechamente con Hungría en ese esfuerzo común. España quiere una Europa en la que todos sus Estados Miembros encontremos acomodo y satisfacción y con la que sus ciudadanos se vean cada vez más identificados. La aprobación del Tratado Constitucional Europeo supone un paso decisivo que se inscribe en esa dirección.

España y Hungría representan visiones complementarias del papel histórico de Europa en su proyección exterior. Ambos países sabemos hasta qué punto, las relaciones de vecindad de la Unión Europea, ya sea con el Este como en su dimensión mediterránea, resultan cardinales tanto para nuestros vecinos como para la propia Unión en su conjunto. España quiere además que la Unión Europea asocie de forma creciente sus intereses a los de América Central y del Sur, regiones que en tantas facetas están estrechamente vinculadas a la historia y civilización europeas, y en donde se viven tan profunda e intensamente los valores que compartimos los europeos.

Señor Primer Ministro, quiero expresarle mi deseo de que nuestra Visita oficial a su hermoso país sirva para dar un impulso a nuestras relaciones bilaterales en el plano político, en el económico y de manera muy importante en el cultural y educativo, porque no cabe duda que la cultura y la educación son el mejor instrumento para el conocimiento mutuo y el acercamiento de los pueblos.

Las autoridades españolas han desplegado un importante esfuerzo para reforzar la presencia cultural de España en Hungría en este año en que culmina el proceso de esta última Ampliación. Buena muestra de ello son, por un lado, las tres exposiciones que todavía se pueden contemplar en Budapest sobre Miró, Picasso y el arte español de los años 50 y, por otro lado y de manera especial, la inauguración esta mañana de una nueva sede del Instituto Cervantes en Budapest, como instrumento permanente de difusión en Hungría de la cultura en español. Junto a ello, mañana se abrirá un importante encuentro empresarial hispano-húngaro, que confío servirá para estimular el potencial de desarrollo que aún encierran nuestras relaciones económicas y comerciales.

Señor Primer Ministro, quiero finalmente alzar mi copa para agradeceros esta amable cena y brindar por vuestra felicidad y la de vuestra esposa, por la prosperidad y bienestar de Hungría y por la creciente amistad y fructífera colaboración entre nuestros dos países.

Muchas gracias

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+