Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en la apertura del Congreso Mundial de Cardiología

Barcelona, 02.09.2006

V

engo con mucho gusto a presidir la apertura en Barcelona del Congreso Mundial de Cardiología 2006. Agradezco muy sinceramente la invitación recibida, así como las amables palabras que acaban de pronunciarse.My warmest regards to all participants in this Congress, my most heartfelt welcome to Spain to those arrived from many other countries and my most sincere congratulations to the organizers.Me alegra muy especialmente que hayan escogido España, y más concretamente a la espléndida ciudad de Barcelona, para celebrar este Congreso.Bien saben que cuentan con todo mi aliento y apoyo en su noble esfuerzo por ayudar a los seres humanos a poder vivir más y mejor, a través de la prevención y el control de las enfermedades del corazón.De ahí mi pleno respaldo a los llamamientos que, con dicho propósito y con motivo de este Congreso, han dirigido los Doctores Fuster y Tendera en nombre de la Federación Mundial de Cardiología y de la Sociedad Europea de Cardiología.Las enfermedades cardiovasculares son, como se acaba de subrayar, la primera causa de mortalidad en el mundo. Tienen un gran impacto en la salud de los pueblos y generan elevados costes de carácter económico y social.Se subraya, por ello, la necesidad de redoblar las llamadas de atención sobre la extensión y consecuencias de dichas enfermedades.Como Presidenta de una Fundación que está concentrando sus mejores esfuerzos en el tratamiento del Alzheimer, soy particularmente sensible al tema central de este Congreso: la enfermedad cardiovascular y el envejecimiento. Y es que la evolución de la pirámide de edad en las sociedades más desarrolladas, como es también el caso en España, aumenta el impacto de las enfermedades cardiovasculares.La ciencia está registrando importantes avances a favor de la reducción de estas enfermedades. Unos avances que, a menudo, resultan muy costosos y no están al alcance de muchos países menos desarrollados.Al mismo tiempo, resulta cada día más evidente que puede reducirse de forma importante el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares mediante la adopción de medidas sencillas, poco costosas y efectivas que pasan fundamentalmente por una alimentación sana, el ejercicio físico regular y evitar el tabaquismo.Before concluding my words, let me express to you my best wishes of success, together with my admiration and most sincere gratitude for your important task to the benefit of cardiovascular health of all human beings.Declaro inaugurado el Congreso Mundial de Cardiología 2006.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+