Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el almuerzo ofrecido por el Excelentísimo Señor Primer Ministro del Reino de Noruega

Noruega(Oslo), 07.06.2006

S

eñor Primer Ministro,La Reina y yo agradecemos sus amables palabras y la muy hospitalaria acogida de que estamos siendo objeto en nuestra segunda Visita de Estado al Reino de Noruega. Es un honor para mí tomar la palabra en un día tan significado para la historia de Noruega en el que les expreso nuestra felicitación.Ayer, en la cena ofrecida por Sus Majestades el Rey Harald y la Reina Sonia, pusimos de relieve algunos de los ámbitos que más unen a nuestros dos países. Permítame ahora subrayar que aspiramos a que esos campos comunes de cooperación se fortalezcan, de modo que nuestras relaciones bilaterales continúen estrechándose, alcancen mayores cotas de desarrollo y se extiendan a nuevos ámbitos.Siempre hemos considerado digna de admiración la probada capacidad de Noruega para promover un profundo respeto hacia las instituciones internacionales, demostrando su pasión por la paz y la concordia a escala mundial. Este gran activo honra a los noruegos y a sus sucesivos gobiernos.No en vano, la mayor esperanza de paz que jamás se haya albergado en el conflicto de Oriente Medio ha quedado vinculada al nombre de Oslo y, si me lo permite, también al de Madrid. Asimismo en Colombia, trabajamos conjuntamente.Nuestros dos países comparten puntos de vista importantes en grandes cuestiones de nuestro tiempo.Como países miembros y aliados de la OTAN, compartimos una misma visión de las exigencias de seguridad en Europa y en el mundo. Por otra parte, apostamos claramente por las acciones multilaterales eficaces y por el reforzamiento del papel y de la estructura de Naciones Unidas.Unos temas objeto del Seminario al que usted, Señor Primer Ministro, asistió en Segovia hace dos meses.Aunque Noruega no está integrada en la Unión Europea, no dejamos de observar la cercanía de su Gobierno a los planteamientos generales que se van acordando, en el seno de la Unión, en el marco de la Política Exterior y de Seguridad Común.Por otra parte, Noruega ha expresado su compromiso de participar en uno de los Grupos de Combate para intervención rápida que próximamente se pondrán en marcha.Señor Primer Ministro,El proyecto de las cinco fragatas que la empresa Navantia está construyendo para la Marina Real Noruega, ocupa actualmente un papel central en nuestras relaciones económicas y de la industria de la defensa.Esta misma mañana he tenido el honor y la alegría de visitar, junto con Su Majestad el Rey Harald, la primera de esas fragatas que acaba de entregarse y que se encuentra atracada en el fiordo de Oslo.Al mismo tiempo, tal y como quedó estipulado, dicho contrato está generando contrapartidas comerciales de compras españolas a Noruega hasta por el mismo valor de las fragatas. Todo ello, nos ofrece una excelente ocasión para el mejor conocimiento mutuo en el ámbito empresarial y para el fomento de los intercambios hispano-noruegos.Mañana tendremos la satisfacción de viajar a Bergen y, desde allí, nos trasladaremos a la plataforma petrolífera de Troll en el Mar del Norte.Noruega es un país puntero a escala mundial en la producción y exportación de petróleo y de gas. Las compras españolas de ambos productos noruegos suponen, por sí solas, más del sesenta por ciento de nuestras compras totales a este país.Por ello, la balanza comercial hispano-noruega presenta -al igual que con otros países europeos- un fuerte déficit para España que desearíamos equilibrar.Apreciamos el papel de Noruega, como suministrador seguro y fiable de energía, y estamos abiertos a que se vea la posible colaboración y aportación de Noruega en una política energética de la Unión Europea.También la pesca forma parte de nuestro comercio bilateral y ocupa, desde tiempo inmemorial, un lugar destacado en nuestras relaciones bilaterales. Le reitero el compromiso español con el uso sostenible de los recursos pesqueros. Todos sabemos que de él dependen muchas familias y una parte significativa de nuestros respectivos sectores económicos.Creo, Señor Primer Ministro, que desde el respeto a las normas y convenios internacionales, el diálogo y la colaboración bilateral son los instrumentos esenciales para que las actividades de pesca, u otras, en las aguas del archipiélago de Svalbard sean un elemento de concordia en nuestras relaciones de amistad. En este sentido, animamos a dar continuidad a los primeros pasos que ya se han dado.Nos alegra constatar, que nuestras sociedades están experimentando un notable proceso de acercamiento.El fenómeno del turismo noruego hacia España o del español hacia Noruega, la residencia en España de miles de ciudadanos noruegos en los meses de invierno, o el intercambio de universitarios noruegos y españoles -en especial, a través de las becas Erasmus- son aspectos importantes de nuestras relaciones.Unos aspectos que, no sólo no se apartan de los patrones comunes que España mantiene con otros países europeos, sino que -en muchos casos- responden, incluso, a una interrelación hispano-noruega aún más densa.El creciente interés mutuo por la realidad de ambos países, o el notable aumento de la demanda de aprendizaje de español en el sistema educativo noruego, permiten augurar un horizonte de mayor cercanía y conocimiento recíproco.Con ese horizonte permítame, Señor Primer Ministro, levantar mi copa para brindar por nuestras relaciones bilaterales, de modo que mantengan el rumbo emprendido y se refuercen en todos los campos en beneficio de nuestros dos pueblos y de la estrecha amistad entre Noruega y España.Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+