Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey con motivo de la inauguración del III Foro Hispano-Alemán

Madrid(Fundación Rafael del Pino), 12.12.2005

C

onstituye para mí un motivo de especial satisfacción poder inaugurar con el Presidente de la República Federal de Alemania, Señor Horst Köhler, la tercera edición del Foro Hispano-Alemán en la sede de la Fundación Rafael del Pino.

Quiero que mis primeras palabras sirvan para dar nuestra más cordial bienvenida a España al Señor Presidente Federal, y a su esposa, en esta su primera visita a nuestro país desde que asumiera la Jefatura del Estado.

En Vuestra persona, Señor Presidente, recibimos al más alto representante de un gran país socio y aliado, y a un amigo de España.

Les deseamos una muy feliz estancia entre nosotros que, estoy convencido, nos permitirá seguir impulsando el creciente entendimiento hispano-alemán.

Este Foro debe ser un eslabón importante en nuestras relaciones bilaterales, pues persigue el estrechamiento de vínculos en todos los ámbitos, acercando a nuestras sociedades civiles y actuando como plataforma para el intercambio creativo de ideas.

Ya tuve la grata ocasión de recibir en 2002 a los participantes en el Primer Foro y de respaldar tan feliz iniciativa de la sociedad civil, que se inscribe en el marco de unas relaciones históricas y profundas, que hoy se caracterizan por la amplitud de su cooperación.

Unas relaciones que descansan en un sistema de valores compartidos, así como en una dilatada y coincidente visión global de los grandes temas europeos y de la agenda internacional.

Para los españoles, Alemania nunca ha sido un socio más en Europa. En las últimas tres décadas se ha ido tejiendo entre nosotros una tupida red de contactos políticos, de intercambios económicos, culturales y humanos, en suma, una amistad sólida y sincera.

En el ámbito político, mantenemos un intenso diálogo, con encuentros de nuestros Gobiernos, Parlamentos y de otras muchas Instituciones a todos los niveles.

No en vano, Alemania fue uno de los primeros países con el que España acordara, hace ya más de veinte años, la celebración de Cumbres anuales bilaterales.

También intensa es la interrelación económica y comercial. En los últimos diez años se han duplicado nuestros intercambios comerciales, al tiempo que han crecido las inversiones directas y la presencia de empresas alemanas en España y, lo que es aún más significativo, de empresas españolas en Alemania.

La importancia de la economía alemana para España resulta evidente: Alemania sigue siendo el segundo destino de las exportaciones españolas y el país del mundo del que más mercancías importamos.

Nuestras relaciones culturales han crecido igualmente. Dos ejemplos recientes: la Exposición de Goya el verano pasado en Berlín, o la que actualmente dedica a Alexander von Humboldt el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.

Destaca asimismo la difusión y enseñanza de nuestros respectivos idiomas por los Institutos Goethe en España y los centros del Instituto Cervantes en Alemania. Una labor por la que ambas instituciones acaban de recibir, a muy justo título, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

También debemos felicitarnos por ser Alemania y España el destino preferente para un creciente número de estudiantes españoles y alemanes en los programas de intercambio universitario.

Señoras y señores,

Vivimos un período de profundas transformaciones, resultado de un proceso de globalización que plantea numerosas posibilidades al tiempo que retos, algunos de los cuales serán tratados en este Foro.

Europa y la ribera Sur del Mediterráneo, también será objeto de análisis en este Foro, con retos y grandes oportunidades abordadas en la reciente Cumbre Euromediterránea de Barcelona.

Finalmente, esta nueva edición del Foro, al igual que las dos anteriores, dedicará su atención al apasionante proceso de integración europea.

La Unión Europea vive hoy un período de reflexión sobre su futuro. Alemania y España comparten la convicción de que debe servir para robustecer los fundamentos sobre los que se asienta la Unión, implicando a los ciudadanos de forma cada vez más activa. Resulta especialmente oportuno que la sociedad civil participe en ese debate.

Animo a los Copresidentes del Foro, y a las Instituciones que le prestan su apoyo -la Fundación Bertelsmann y la Fundación Rafael del Pino-, a proseguir sus esfuerzos en busca de nuevos y mayores espacios de colaboración entre Alemania y España.

El mejor conocimiento mutuo y la apertura de nuevos cauces de diálogo entre nuestras instituciones, entidades, empresas y ciudadanos, constituyen un preciado objetivo. Por ello, este Foro Hispano-Alemán cuenta con mi pleno apoyo como valioso instrumento al servicio de tan noble meta. A sus participantes dirijo un cordial saludo, junto con mis mejores deseos de éxito en el desarrollo de sus trabajos.

Gracias de nuevo, Señor Presidente Federal, por haber querido co-presidir la inauguración de este Foro, una prueba más de la profunda amistad hispano-alemana que hoy celebramos.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+