Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Princesa de Asturias en el acto de amadrinamiento de la Bandera de la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil

Logroño, 15.06.2005

Es para mí un gran honor y un motivo de emoción especial, poder presidir por primera vez, junto a mi esposo el Príncipe de Asturias, un solemne acto de entrega de la Bandera de España y hacerlo, precisamente, a la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil.

Permitidme que, antes de continuar, exprese nuestra gran alegría por encontrarnos en Logroño y que dirija nuestro afecto y admiración a todos los riojanos, así como un saludo muy cordial a las autoridades que nos acompañan y a todos los asistentes.

Como Madrina de esta entrega, deseo comenzar mis palabras cumpliendo fielmente y con agrado el encargo que he recibido de S.M. el Rey de transmitir a la Guardia Civil y, muy en particular, a su Unidad de Acción Rural, Su felicitación más sincera y cordial con motivo del vigésimo quinto aniversario de la creación de esta prestigiosa Unidad.

Una felicitación a la que el Príncipe de Asturias y yo misma nos unimos de todo corazón, y que hacemos extensiva a todos y cada uno de vosotros y a vuestras familias, cuyo amor y comprensión os ayudan día a día a cumplir con ilusión renovada las misiones tan importantes que tenéis encomendadas.

Esta Bandera ha sido generosamente donada por el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Rioja; hecho que pone de manifiesto una vez más, la identificación tan estrecha de esta noble tierra y de sus gentes con la Guardia Civil, una de las instituciones que recibe de los españoles un gran cariño y una de las valoraciones más altas.

Os expresamos nuestra gratitud que es la de toda la sociedad española, así como nuestro pleno apoyo a vuestra misión centrada en la lucha contra el terrorismo que conculca brutalmente nuestros derechos y libertades, y que merece nuestra total repulsa y condena. En este marco, no queremos dejar de dedicar un emocionado homenaje de respeto y afecto a todas las víctimas de la barbarie terrorista y a sus familiares, a quienes hoy ofrecemos una vez más todo nuestro cariño y apoyo.

De ahí que quiera aprovechar esta ocasión tan singular para ofrecer a todos los hombres y mujeres que integran la Guardia Civil, nuestro sincero reconocimiento por el valioso trabajo que desarrollan, guiado siempre por el amor a la Patria y destinado a proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos. Reconocimiento, también, por su abnegada entrega a nuestra sociedad, por su ejemplar vocación de servicio basada en el honor, la lealtad, el compañerismo, el espíritu de sacrificio y el exacto cumplimiento del deber.

Esta Unidad de Acción Rural es reconocida como un magnífico ejemplo de la permanente capacidad de adaptación de la Guardia Civil, en su afán por cumplir el mandato constitucional de garantizar las necesidades de nuestra sociedad en materia de seguridad ciudadana. A lo largo de sus primeros veinticinco años, la Unidad se ha ido transformando y perfeccionando, hasta hacerse merecedora del alto honor que supone la concesión del derecho al uso de la Enseña Nacional.

La preparación esmerada que recibís para alcanzar la especialización que os caracteriza, así como la tenacidad y la determinación en el cumplimiento de vuestra noble misión -al afrontar muchos riesgos y dificultades- son la mejor garantía de éxito para el ejercicio de vuestra importante labor diaria.

Las cualidades que hoy adornan a esta Unidad no podrían entenderse sin la ilusión y el espíritu que supieron imprimirle sus fundadores, y que han mantenido cuantos os han precedido. Vuestro trabajo infatigable, en muchos casos heroico, en cumplimiento de vuestra misión específica de lucha contra el terrorismo y ejecución de operaciones que entrañan un gran riesgo, pone de manifiesto el verdadero alcance de vuestra firme voluntad de servicio a España.

Por todo ello, os expresamos nuestra gratitud que es la de toda la sociedad española, así como nuestro pleno apoyo a vuestra misión centrada en la lucha contra el terrorismo que conculca brutalmente nuestros derechos y libertades, y que merece nuestra total repulsa y condena.

En este marco, no queremos dejar de dedicar un emocionado homenaje de respeto y afecto a todas las víctimas de la barbarie terrorista y a sus familiares, a quienes hoy ofrecemos una vez más todo nuestro cariño y apoyo.

A la Guardia Civil y a esta Unidad quiero agradecer de manera especial el haberme brindado la oportunidad de amadrinar esta entrega de Bandera. Permitidme que os aliente a continuar realizando vuestro trabajo con la misma ilusión, dedicación y eficacia que siempre habéis demostrado.

Que esta Bandera de España, que nos llena de profundo orgullo, os sirva de estímulo permanente en el cumplimiento de vuestra misión. Como Madrina me comprometo a guardar siempre un lugar privilegiado en mi corazón para esta Unidad y para la Bandera que tengo el honor de entregaros. Estoy segura de que la sabréis honrar con vuestro trabajo y sacrificio diarios al servicio de España y de los españoles.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+