Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al Gobierno de Madrid y a los madrileños

Madrid, 13.12.1994

Q

uiero expresaros en primer lugar nuestra sincera satisfacción por haber tenido ayer y hoy la oportunidad de recorrer una zona de Madrid y de su Comunidad que, aunque poco conocida, merece todas las atenciones por albergar a una parte muy significativa de nuestro querido pueblo madrileño.          El propósito de nuestra visita ha sido ante todo conocer de forma más próxima la realidad social, industrial y cultural de esta Comunidad y apoyar sus esfuerzos para labrar su futuro con los medios que proporcionan la inteligencia y el trabajo.

Un Madrid que en estos pueblos, hoy ya ciudades y en el sur de la Villa, capital de España, nos ha mostrado una realidad urbana que, a pesar de presentar sombras, no renuncia a luchar por un porvenir menos difícil. El Madrid que hemos visto pone cada día de manifiesto la pujanza vital que anima a sus gentes a sobreponerse a sus problemas cotidianos, a afrontar el futuro con la esperanza que proporcionan el esfuerzo y la entrega.

El espacio urbano no es sólo testimonio de la historia, sino, sobre todo, expresión de la vida, los valores y las ilusiones de sus habitantes. Es, por tanto, tarea de todos hacer que sea habitable, infundir en su particular fisonomía los rasgos que le hagan humano y acogedor y adaptarlo a los cambios que impone la realidad para contribuir a que el mañana sea mejor.La personalidad histórica de Madrid, y de la Comunidad Autónoma que recibe su nombre de la capital, unida precisamente a esas virtudes que hacen de esta Villa asiento de variadas culturas y tradiciones, de tolerancia, de llaneza, de naturalidad y de gracia, la convierten en muestra viviente de convivencia, en un lugar donde nadie ha de sentirse excluido.Para vencer los obstáculos que impiden la puesta en marcha de un desarrollo equilibrado, de una solución meditada a los problemas de nuestra ciudad, deben potenciarse precisamente estas cualidades innatas a sus habitantes.

La Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital y los otros ciento setenta y ocho municipios que la componen tienen ante sí mucha labor, muchas responsabilidades que, estamos seguros, abordarán con acierto. Es preciso orientar la actividad pública hacia el bienestar común contando para ello con el apoyo de todas las instituciones del Estado. En este sentido, la solidaridad entre todos los españoles es también la solidaridad con Madrid, especialmente con el Madrid que hoy hemos visto. Lleno de esperanza, que no ha de verse frustrada.

Deseo expresar nuestro agradecimiento a las autoridades de los lugares que hemos visitado y a cuantos en ellos nos han recibido y corresponder con nuestro afecto al calor y simpatía que nos han manifestado los madrileños.

Os invito a seguir construyendo el Madrid del futuro. En el trabajo bien hecho encontraréis la mejor de las recompensas.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+