Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al mundo de la cultura al entregar las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes

Madrid, 03.07.1991

S

ean mis primeras palabras para felicitar a cuantos, con méritos más que sobrados, reciben este año la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, y para dedicar un recuerdo especial a don José María García de Paredes, cuya obra perpetúa entre nosotros lo mejor de sí mismo y de su vida.

Celebro tener ocasión de presidir una vez más este acto, en el que se distingue nuestra cultura, tanto en su devenir en el tiempo como en su extensión universal, de lo que son buena prueba las medallas concedidas a sectores tan actuales y a la vez tan populares como el cine y el circo, y la acertada inclusión de dos famosos hispanistas en el conjunto de los premiados.

Las artes son algo vivo, y por lo tanto presente: la madurez de las obras y sus autores responde a lo que se ha llamado el espíritu del tiempo, que en el nuestro se cifra en dos temas fundamentales: la pluralidad de los mensajes, y la aspiración a que sean comprendidos por el mayor número posible de personas.

Impulsar esta profunda ósmosis constituye uno de los grandes objetivos de las instituciones culturales públicas y privadas.

Para que este propósito tan exigente pueda cumplirse, la cultura necesita anclarse en la memoria histórica colectiva, que nos proporciona nuestras señas de identidad como pueblo, aquellas en que España principalmente consiste.

Este es el leit-motiv de nuestros hispanistas y de los pacientes investigadores y cuidadores de nuestro pasado, cuya obra no se agota en la mera erudición, sino que propone unas constantes que son también de hoy, un criterio con que afrontar con acierto las tareas diferentes que la actualidad nos suscita.

Al mismo tiempo, este propósito quedará incompleto si no pensase en el mañana, en esa ilusión colectiva que comprende y se dirige a todos, con nuevos modos y técnicas acordes con el mensaje de nuestro tiempo para el próximo milenio.

Queda clausurado el acto de entrega de las Medallas de Oro en las Bellas Artes.

Se levanta la sesión.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+