Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Asamblea de Extremadura

Cáceres(Mérida), 21.11.1990

A

gradezco con profundo afecto y reconocimiento las palabras que, en nombre de esta plural asamblea parlamentaria, ha pronunciado su Presidente. Son una prueba del diálogo permanente y comprometido que el Rey se enorgullece de mantener con todas y cada una de las Autonomías españolas.

La de Extremadura es un ejemplo de esa convivencia democrática que armoniza los intereses y ambiciones de cada región, con la realización de la España próspera, justa, común y moderna a la que aspiramos.

Felicito a esta Cámara por su dedicación a esos objetivos en esta Comunidad noble y antigua sobre la que recae la responsabilidad de un pasado trascendental en la historia de España.

Como nuestra Constitución exige, debemos de construir el futuro desde la libertad y la iniciativa creadoras de cada Comunidad de España. Ello requiere generosidad, realismo, constante cooperación entre las administraciones públicas.

Extremadura es un modelo de esa conducta solidaria. Pero ello no quiere decir que tengáis que renunciar a ninguna de vuestras justas aspiraciones. Al contrario, el Estado os reconoce la aportación de Extremadura a la España de todos.

Sois, por carácter y biografía, españoles universales. La obra del descubrimiento prueba suficientemente que esta Comunidad ha abierto las puertas del progreso al mundo de hoy. Hombres de esta tierra, nutridos con la fuerza y la inspiración de vuestro pueblo, realizaron el diseño del nuevo mundo. Es justo que ahora, siglos después, esta Comunidad merezca el reconocimiento de esa ejecutoria. Los extremeños habéis sido fundadores de naciones. Sin vosotros no hubiera sido posible el protagonismo español en el V Centenario que es ya patrimonio de todas las naciones.

El reto, ahora, está aquí. En nuestra propia casa. España necesita de los extremeños de hoy, una Extremadura unida, creadora, vital, joven, capaz de realizar, en la clave de vuestros siglos clásicos, el modelo de progreso en el que conviven todos los españoles.

Os exhorto a seguir con vuestra importante tarea. El reloj de los extremeños tiene su hora puesta en esta Asamblea. Me enorgullezco de sentir ese latido que nos une en el servicio a España. Como cantó el poeta del pueblo, Luis Chamizo, los extremeños son los cachorros de la raza, los que desprecian la pereza, los que descubrieron que los campos de su patria y la madre de sus hijos son la misma realidad.

El futuro de España está aquí, señores diputados. En esta Extremadura libre y plural, hermana de las otras Comunidades de España.

Os deseo el mayor éxito en vuestro trabajo para el que en todo momento contaréis con el esfuerzo de la Corona.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+