Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al Presidente del Consejo Insular de Menorca y a los menorquines

Menorca(Mahón), 17.08.1993

S

eñor Presidente de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, señor Presidente del Consell Insular de Menorca, señoras y señores, hoy realizamos nuestra primera visita oficial a esta maravillosa isla que, para nuestra fortuna, hemos tenido oportunidad de frecuentar y apreciar. Pero los anteriores encuentros con Menorca, no restan a este acto de recepción y honores que nos dedicáis nada de la emoción que sentimos, como si pisáramos por primera vez una tierra aún por descubrir.

Deseamos que esta visita sea testimonio de nuestro profundo reconocimiento al pueblo de Menorca, por la concesión de la Primera Medalla de Honor y Gratitud.

Me consta el aprecio con que el Presidente del Consell insular, representante de los menorquines, me la ha entregado. La recibo con todo su valor de símbolo de una sociedad como la vuestra, dispuesta al compromiso y al esfuerzo que exige el momento actual.

En este singular día, quisiera recordar con especial afecto a mi querido padre, el Conde de Barcelona, quien visitaba con frecuencia Menorca y sus privilegiados parajes.El me transmitió su amor hacia esta bella isla, donde sus gentes siempre lo recibieron con una calurosa bienvenida.

Menorca, que ha sabido conservar lo mejor de su pasado afrontando con imaginación los retos del futuro, se encuentra en plena evolución. La transformación de su economía es el reflejo de la sociedad dinámica y creativa que la impulsa. Una sociedad consciente de los riesgos que comporta el desarrollo incontrolado y que no ignora el necesario equilibrio entre la explotación de los recursos y la protección del medio ambiente.

Menorca, esta acogedora isla del archipiélago balear, se ha constituido en un magnífico ejemplo de búsqueda de crecimiento sostenido. El loable esfuerzo de los menorquines y sus instituciones está contribuyendo a hacer compatibles el desarrollo económico y la utilización racional y ordenada de las potencialidades de la isla.

Quiero, desde aquí, alentar a todos los hombres y mujeres de Menorca a continuar en esta noble tarea para asegurar la prosperidad de esta isla de tan rica personalidad que mira hacia el resto de España y Europa con vocación de futuro.

Comparto vuestras preocupaciones e inquietudes, y soy consciente del esfuerzo individual y colectivo que el objetivo requiere, pero la contemplación de vuestra historia, que es también nuestra, es el mejor acicate y la mejor razón para el optimismo.

Un pueblo que ha sabido evolucionar e innovar, que ha sido capaz de extraer las consecuencias positivas de cada época, manteniéndose fiel a sus tradiciones y a su cultura ofrece, por lo tanto, las mejores garantías para afrontar los desafíos del porvenir.

 queremos en libertad, tolerancia y progreso para todos los hombres y mujeres de España. Por eso no podemos dejar de lamentar y condenar que la irracionalidad y la intolerancia de la violencia terrorista atente contra ciudadanos libres por medio de la extorsión y la amenaza. Nuestra firme creencia en los valores de la sociedad democrática nos alienta a afrontar con esperanza el futuro.

Tened confianza en vuestra capacidad de trabajo y en vuestro amor a esta naturaleza singular y extraordinaria. Los avances de Menorca son vuestra contribución para hacer de la Comunidad Autónoma Balear y de toda España lugares prósperos, abiertos y solidarios.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+