Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la inauguración del VI Congreso Mundial del Family Business Network

Madrid(El Escorial), 22.09.1995

E

n este acto inaugural del VI Congreso Mundial del Family Business Network, quiero ante todo transmitir mi saludo de bienvenida a los participantes en sus deliberaciones, deseándoles toda clase de éxitos en su trabajo.

Académicos y consultores de prestigio internacional van a desarrollar estos días la situación y problemas de la empresa familiar, cuyo crecimiento y perspectivas en el umbral del siglo XXI son uno de los fenómenos más interesantes de nuestro actual sistema económico.

El lugar que hoy ocupáis en la Unión Europea y los Estados Unidos es el resultado de un trabajo incansable en busca de la eficiencia, y también de una constante atención a las transformaciones que desde hace varias décadas vienen produciéndose en la economía mundial.

Desde esta experiencia, parece adecuada una breve reflexión sobre el papel de las empresas familiares en el futuro de nuestras economías y, por tanto, de una sociedad preocupada por conflictos, cuya solución reclama el sistema de relaciones globalizadas en el que nos movemos.

Contáis a estos efectos con una serie de posibilidades que, convenientemente dirigidas, pueden aportar al sistema económico factores de distensión y de progreso.

En primer lugar, la empresa familiar puede aportar un elemento de equilibrio en el tejido empresarial de cada país, compuesto de distintas células de dimensiones y densidades diferentes, cuya adecuada proporción garantiza la salud y buen funcionamiento del conjunto.

Por otra parte, supone una serie de relaciones interpersonales y un liderazgo que, aunque sujeto a las variables típicas de cualquier comportamiento, debe ser capaz de combinar tradiciones y experiencias con la intuición y el buen sentido, necesarios para proponer objetivos cercanos y realizables a escala humana, que susciten una participación responsable y procuren resolver las diferencias con fórmulas de concordia más que de confrontación.

Finalmente, vuestras empresas tienen una mayor facilidad para adaptarse a los cambios e innovaciones que demanda la realidad económica, cada vez más compleja y cambiante. Los principios que las inspiran, su misma estructura y formas específicas de gestión facilitan, cuando es necesario, una reconversión no traumática, e incluso abren camino a nuevas fórmulas de crecimiento. Es éste un activo especialmente oportuno en épocas de crisis, cuando es preciso arbitrar soluciones distintas que encajen adecuadamente en escenarios distintos.

Desde estas perspectivas, os animo a hacer un hueco en vuestras preocupaciones más inmediatas y dedicar una parte de vuestras deliberaciones a determinar el contenido y funciones del papel que os corresponde en el plano más general del sistema económico global y su próximo futuro.

Estoy seguro de que la presencia en estas sesiones de conocidos empresarios y relevantes profesores contribuirá a que vuestra reflexión llegue a resultados positivos, que acrecentarán el prestigio de que tan justamente goza vuestra organización y redundarán en beneficio de todos.

Queda inaugurado el VI Congreso Mundial del Family Business Network.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+