Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la colectividad española en Chile

Chile(Viña del Mar), 11.11.1996

E

spañoles de Chile, queridos compatriotas:

Quisiera manifestaros en primer lugar, en nombre de la Reina y en el, mío propio, nuestra gran alegría por encontrarnos de nuevo en este querido país.

Como bien sabéis, en todas vuestras visitas de Estado es nuestro deseo reunirnos con los españoles que están fuera de la patria, ya que creo esencial poderles transmitir el afecto renovado de la Corona y de los españoles del otro lado del océano.

En la presente ocasión nos sentimos además muy satisfechos de que el reencuentro tenga, lugar precisamente en Valparaíso y Viña del Mar, con toda esta pujante Colectividad Española, y en un día tan significativo como el de hoy, en el que acabamos de inaugurar un nuevo espacio de convivencia familiar, cultural y deportiva, que se proyectará en el tiempo como testimonio de vuestro fecundo concepto de solidaridad compartida al servicio de las actuales y futuras generaciones de españoles y chilenos.

Se trata de una destacada obra de nuestra Colonia que se suma a otras, algunas centenarias, pero que continúan vigentes y que reafirman las características esenciales de la Colectividad Española de Chile: buena organización, unidad sin distinciones, tenacidad y dedicación eficaz y perfectamente emulable por otras agrupaciones de españoles de ultramar.

Esta proverbial unión de la Colectividad Española de Chile, tal vez su más sobresaliente atributo, no sólo sirve para llevar a cabo realizaciones como este magnífico estadio, que de otra manera no serían posibles, sino también y muy especialmente, para asegurar la pervivencia de la Colectividad y de sus instituciones en el futuro, al permitir que en ellas se integren las nuevas generaciones de españoles nacidos en Chile.

Estoy convencido de que en estos centros, los hijos y descendientes de españoles encontrarán el medio adecuado para mantener y hacer fructificar los valores intrínsecos de nuestra emigración, plenamente integrada en la sociedad chilena, y garantizar al propio tiempo que el esfuerzo de los primeros emigrantes no se diluya con el paso inexorable del tiempo.

No quiero dejar de referirme a la muy reciente celebración de los Decimoséptimos Juegos Hispánicos y del Vigésimo Congreso de la Asociación de Instituciones Españolas de Chile, cuyos trabajos terminaron con pleno éxito el pasado domingo.

Hubiera sido mi deseo poder acompañaros en la clausura de tan destacados acontecimientos, pero mi presencia en Santiago, con motivo de la VI Cumbre Iberoamericana, no lo ha hecho posible. Vaya desde aquí mi sincera felicitación a la Asociación por los resultados obtenidos y, muy especialmente, por su inestimable labor a lo largo de casi 40 años de existencia, siempre preocupada por mantener la cohesión entre los españoles de Chile, así corno por transmitir y hacer perdurar los valores de la hispanidad.

Esta feliz expresión, "hacer hispanidad", con todo el profundo contenido que encierra, es nuestro objetivo común en América: el de la Corona como institución y el vuestro como españoles en el vivir de cada día. Soy consciente de que en Chile, gracias a vuestro esfuerzo, ese objetivo se cumple a entera satisfacción.

Os agradezco de corazón la acogida que nos habéis dispensado y el afecto que en todo momento nos demostráis. Como Rey de España no puedo sino sentirme orgulloso dé. vuestro buen hacer, tan eficaz como desinteresado Sabed pues que contáis con el aprecio y el cariño de vuestros. Reyes y, a través nuestro, con los de toda España.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+