Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Consell Insular de Mallorca

Illes Balears(Palma de Mallorca), 09.05.2005

A

ntes de nada, quiero expresar la profunda gratitud que la Princesa y yo sentimos por este recibimiento con el que nos dispensáis, tan lleno de afecto y respeto. Así lo muestran sus palabras, Señora Presidenta. Por tanto, queremos transmitiros las gracias, pero también manifestar nuestro reconocimiento y afecto hacia una institución tan significada para los mallorquines.

Cert és que Mallorca representa quelcom important per la meva vida, ja que aquí, com molt bé recordàveu, he pasat llargues temporades durant les quals he gaudit de la cordialitat de la seva gent.

Durant aquests dies de Visita Oficial, tendrém ocasió d'apropar-nos a les seves inquietuds i vivències i comprendre, així, encara més, la seva realitat.

Veig, de bon grat, com Mallorca segueix donant exemple de productivitat i empenta, mantenint-se, a l'hora, fidels a les seves arrels.

Unes arrels ben fondes a la seva història i que es plasmen en aquesta manera de ser i sentir tant peculiar dels mallorquins.

Joan Alcover -del que heu celebrat el seu 150 anys de naixement tot just l'any passat, coincident amb el d'aquest altre insigne poeta mallorquí com és Miquel Costa i Llobera- ja ho expressava clarament al seu formós poema "La Balanguera":"...sap que la soca més s'enfila, com més endins pot arrelar..."

És per aquesta simbologia que heu fet de "La Balanguera" l'Himne de Mallorca i, vull agrair, de tot cor, que hagueu pensat en una representació seva com a obsequi que ha de recordar la nostra visita a aquesta institució.

La duración limitada de la Visita Oficial que hoy hemos iniciado, nos impide llegar al conjunto de los ciudadanos de una Isla que siempre nos ha mostrado cariño y respeto. Por ello, la circunstancia de que hoy la sede de esta Institución Insular haya convocado a los máximos representantes de los 53 municipios mallorquines, nos brinda la oportunidad de solicitaros que hagáis extensiva nuestra gratitud a todos sus habitantes y les trasladéis nuestro más profundo afecto.

Los muros decimonónicos que acogen esta sede del Consell de Mallorca forman un escenario lleno de símbolos que ilustran a la perfección el bagaje histórico, la riqueza patrimonial y la firme vocación de los mallorquines por preservar sus señas de identidad. Esta personalidad, tan bien definida a lo largo de vuestra dilatada historia, os ha permitido recuperar el tradicional modelo de organización insular, tras integrarlo en el proceso de nuestra transición política a la democracia, que culminó con la aprobación de nuestra Constitución, producto del más amplio consenso entre todos los españoles y tesoro de nuestra convivencia.

El éxito de esta característica figura institucional reside en el hecho de proporcionar a los ciudadanos una Administración propia que ejerza con eficacia su función de interlocutora cercana a la realidad de los diferentes Municipios que configuran cada territorio Insular y, al mismo tiempo, constituirse como entidad colaboradora necesaria de los organismos de autogobierno que componen el conjunto de las Illes Balears.

Os felicito por todas las iniciativas que habéis perfilado a fin de impulsar un futuro de prosperidad, bienestar y alta calidad de vida para todos los mallorquines.

Las innumerables excelencias de vuestra tierra son conocidas en todo el mundo gracias a una actividad turística que ha sido pionera en muchos sentidos y que habéis sabido exportar a muchos países como un modelo económico generador de riqueza, y consiguientemente de bienestar.

Conocemos los proyectos para dotar, al producto turístico que Mallorca puede ofrecer, de los complementos de calidad y diversificación que han de permitirle continuar siendo un punto de referencia internacional, y mantener la oferta competitiva frente al auge de muchos otros mercados.

Espero sinceramente que tengáis éxito, pensando en el mejor futuro para Mallorca. Y todo lo que es bueno para Mallorca, es bueno para Baleares y para toda España.

Señora Presidente, Señoras y Señores,Quiero aprovechar la ocasión para dirigirme también a todos los que, como yo mismo, no habiendo nacido en Mallorca os sentís como unos mallorquines más. Habéis encontrado en esta tierra posibilidades de realizar vuestros proyectos y de alcanzar aquí vuestras ilusiones.

En esta línea, quiero compartir con todos vosotros la emoción que he sentido al descubrir el retrato de mi querido e inolvidable abuelo, el Conde de Barcelona. Agradezco mucho el detalle de escogerlo para que sirva como recuerdo de nuestra visita a este edificio.

Él también conocía y amaba a Mallorca, apasionado de la mar como era, y estoy convencido de que se sentiría muy honrado y feliz al ver cómo se ha mantenido y potenciado la Regata que lleva Su nombre y que cada año llena vuestras aguas de numerosos navíos de época.

De él aprendí, en parte que debemos ser conscientes de que Mallorca, como todas las islas, tiene un territorio y unos recursos medioambientales limitados y que es responsabilidad de todos poder legar a las generaciones venideras este patrimonio natural. Además, Mallorca tiene un rico patrimonio artístico y cultural atesorado durante siglos con una lengua, una historia y unas tradiciones propias.

Nos corresponde a todos esforzarnos por mantener estos dos patrimonios, el natural y el cultural; porque ambos son patrimonio universal. Y cada vez que algo se pierde, todos lo perdemos definitivamente.

Concluyo ya mis palabras para reiterar nuestra satisfacción y reconocimiento por las atenciones recibidas, y hacer llegar a todos los mallorquines el aliento y apoyo de la Corona a cuantas iniciativas legítimas persigan labrar ese futuro mejor que todos deseamos para Mallorca.

Vienen a mi memoria las palabras que en una de sus novelas el insigne hijo de esta Isla, Mario Verdaguer, pone supuestamente en boca del Archiduque Luis Salvador: " Cuando hayas contemplado la grandeza de Mallorca, cuando hayas comprendido el profundo secreto de la Isla de Oro, la amarás toda la vida".

Nosaltres ja duim sempre Mallorca dins el cor, i podeu estar ben segurs que continuarà essent així en el futur.

Moltes gràcies.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+