Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Ayuntamiento de Lisboa

Portugal(Lisboa), 11.09.2000

S

eñor Presidente de la Cámara,Señores Concejales,Señoras y Señores,

Es motivo de especial satisfacción encontrarnos nuevamente en Lisboa, en esta hermosa y querida ciudad, que tantos y tan gratos recuerdos evoca en mi memoria.

Gracias a la invitación del Excelentísimo Señor Presidente de la República, nos encontramos en nuestro tercer viaje de Estado a Portugal. Son muchas las ocasiones en que la Reina y yo hemos tenido el placer de viajar a Lisboa y a esos viajes se suman aquellas visitas realizadas durante los años en que en sus cercanías estuvo mi hogar. En todo este tiempo he apreciado y disfrutado siempre de la personalidad extraordinaria de esta ciudad única.

Lisboa, levantada sobre sus siete colinas, se presenta siempre a los ojos del espectador como una de las grandes ciudades hacedoras de Europa. Pero, además, Lisboa se refleja en este espejo único que es el Mar de Paja, donde el Tajo se hace mar y el Atlántico río, creando unas condiciones únicas para el desarrollo de una naturaleza extraordinaria.

Esta misma vitalidad se encuentra en las gentes de Lisboa. Prueba de ello es que la Cámara que ustedes representan ha sabido embellecer aún más esta capital, integrándola, al mismo tiempo, en los avances del progreso. Así, la Expo'98 y la permanente creación de nuevas infraestructuras han permitido a la capital de Portugal entrar en el siglo XXI sin perder un ápice del encanto y la personalidad de la Lisboa eterna.

Señor Presidente de la Cámara,

Agradezco muy sinceramente sus palabras y su hospitalidad, que me trasladan el sentir de la ciudad de Lisboa. Las interpreto como símbolo de la apertura y generosidad de esta ciudad hacia todos cuantos a sus puertas nos acercamos y, en particular, al conocimiento y afecto creciente entre los ciudadanos de Portugal y los de España.

Muchas gracias por su amable recibimiento. 

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+