Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina en la entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona

Barcelona, 22.09.1997

M

uchas gracias, Señor  Alcalde, por sus palabras tan llenas de afecto.

Hay momentos en la vida en los que, por algun acontecimiento importante, uno echa la vista atrás con el fin de hacer un pequeño recuento. Se trata de una especie de puesta a punto para iniciar una nueva etapa. Pues bien, me alegro de tener esta ocasión tan entrañable de compartir con vosotros, mis convecinos, una reflexión sobre lo que ha sido mi vida en estos últimos años, en nuestra Ciudad, en Barcelona.

Barcelona me acogió, en el año 92, bajo el impulso de un gran proyecto, el de los Juegos Olímpicos. Fueron motivos profesionales los que me trajeron aquí: conocéis probablemente todos mi vinculación con la UNESCO. Pero se unieron en aquel momento varios factores que recuerdo con especial cariño.

Me encantó, nada más llegar, percibir el ambiente ilusionado que se respiraba. Era un clima de cooperación, de participación ciudadana, realmente contagioso: daba energía salir a la calle.  Viví entonces, al lado de mi familia, episodios deportivos que emocionaron a toda España. Además, tuve la enorme suerte de participar personalmente en la organización del Campeonato del Mundo de Vela Adaptada, al lado de personas que quizás más que otras necesitan nuestro apoyo, y a las que desde aquí envío un cariñoso recuerdo.

Pasaron los Juegos, pasaron los meses, y lo que en un principio pensé que sería una estancia temporal se transformó en ... ¡más de cinco años!

Han estat cinc anys en què veritablement he gaudit d'aquesta Ciutat, i durant els quals m'he integrat a la seva vida diària. Al llarg d'aquest temps he pogut comprovar la gran qüalitat humana de la seva gent: La responsabilitat en el treball, el seu esperit cooperatiu, el seu caràcter conciliador, el seu seny ciutadà.

Comparteixo amb vosaltres diàriament la enorme riquesa cultural que ací es desenvolupa. Hi ha costums, com ara la del Llibre i la Rosa, que han esdevingut emblemàtiques. He seguit i donat suport  en tot allò que he pogut la reconstrucció del Liceu, i em complau comprovar que la empenta social està assolint que aquest gran símbol de Barcelona pogui renèixer, per a satisfacció i orgull de tot el nostre pais.

Cinc anys!... Em venen al cap multitud d'imatges, d'actes oficials, de la meva activitat professional i de la meva vida privada amb la gent. Acabada la feïna, el Mediterrani, ací al costat, m'ha permés gaudir de moments d'esbarjo, i sentir l'emoció de la competició esportiva a les regates.

M'hi sentit integrada amb total normalitat en l'esdevenir diari d'aquesta Ciutat. M'he  hi sentit, senzillament, ciutadana de Barcelona.

Y llegamos al presente. Aquí he vivido mi noviazgo y aquí, dentro de pocos días, voy a casarme. Emocionada, he podido constatar de nuevo vuestro cariño, con la afectuosa acogida que brindasteis a la decisión de Iñaki y mía de celebrar nuestra boda en la Catedral de Barcelona.

Os agradezo, en nombre de los dos, vuestra generosa colaboración en su preparación, y la simpatía que nos demostrais de forma reiterada.

Muchísimas gracias, para finalizar, por la enorme muestra de afecto que me brindáis al otorgarme la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona. La recibo con un gran orgullo y con un gran cariño. Esta Medalla es símbolo de muchas cosas que me son muy cercanas.

A usted, Señor Alcalde, que dentro de unos días deja sus responsabilidades al frente de esta ciudad, mi agradecimiento más sincero y mis mejores deseos para el futuro.

Y a todos los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona, mis convecinos, de todo corazón, muchas, muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+