Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Casa Sindical de Lérida

Lérida, 18.02.1976

S

ería difícil para mí recopilar y acordarme de todo lo que han dicho tanto don Juan Manuel Nadal, don Julián Corria, don Eliseo Vilalta y don Juan Casimiro Sangenís Corría, pero los cuatro creo que han querido decirnos a la Reina y a mí los problemas más importantes, aquellas cosas que más importancia tienen para la provincia, para esta región catalana. Y los cuatro han hablado con una sinceridad como creo se debe hablar y como no cabe duda hay que hablar en la Casa Sindical.

La Casa que los hombres que la forman, todos los que la formáis, yo diría todos los que la formamos, puesto que también me considero trabajador de España, pues debemos hablar con sinceridad y ver los verdaderos problemas que no solamente tiene la provincia, sino que tiene España, y también aquellas cosas buenas que tenemos.

Yo pediría a los cuatro que ante todo me dejaran los dis ursos para poder entregarlos al Gobierno, entregarlos al Presidente del Gobierno. También me gustaría decir que, de parte de la Reina y mía, este recibimiento que hemos tenido ha sido todavía mucho más de lo que esperábamos y realmente no queremos más que deciros que hemos venido con nuestro corazón y con la sinceridad de un matrimonio joven que quiere trabajar, conocer a las gentes que forman el país y, en este caso, a los leridanos.

Como alguno me ha dicho, hemos pasado en diferentes ocasiones por la provincia, y siento que otra vez más tenga que decir que es poco tiempo el que pasamos aquí. Pero espero que en este recorrer de España, y en este recorrer de Norte a Sur, de Este a Oeste, como uno, me parece que ha sido el Presidente del Comité Ejecutivo Sindical, ha dicho que agradecía nuestra presencia dadas las graves preocupaciones que tenía en Madrid; yo creo que no hay otra más grave preocupación que la de realmente conocer el país y conocer a los que lo forman, y aunque me haya extendido en otras cosas, yo sí me acordaré de aquellos principales asuntos; por ejemplo: el asunto de la Segarra para los agricultores leridanos. En fin, que teniendo presente al Ministro de Agricultura, no dudo que él tomará cartas y seguramente bastante más rápidamente de lo que podáis pensar.

Y nada más, otra vez agradeceros este caluroso recibimiento.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+