Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat

Barcelona(Hospitalet de Llobregat), 16.03.2001

M

uchas gracias, señor Alcalde, por las palabras de bienvenida que me ha dirigido en su nombre y en el de la Corporación Municipal. Gracias también a los habitantes de L´Hospitalet por su generosa acogida. A todos correspondo con afecto muy sincero.

La figura de L'Acollidora que acabáis de entregarme, y que os agradezco de corazón, simboliza las más nobles cualidades de esta Ciudad, construída día a día con trabajo y entusiasmo por muchas generaciones de hospitalenses, unos conocidos y otros anónimos, que merecen igualmente nuestro reconocimiento.

Vuestro es el mérito del crecimiento de L´Hospitalet: primero de su población, luego de la industria, y finalmente de los servicios, cuya importancia en su paisaje urbano es la prueba más evidente de su modernización.

El esfuerzo colectivo, el interés común, la dedicación de toda una comunidad, es lo que forja el carácter propio de una ciudad y su manera de ser. La suma de singularidades, la suma encadenada de ilusiones compartidas por distintas generaciones, es la que construye una ciudadanía como quiere ser.

Esta ciudad es la segunda de Cataluña, y quiere hacer realidad este honroso título con un desarrollo equilibrado y una superación de las dificultades que lo demoran, mediante un esfuerzo compartido y oportunamente dirigido a una mejora de su convivencia y calidad de vida.

En este sentido, L´Hospitalet de Llobregat ha recorrido un largo camino desde que en 1925 mi abuelo, el Rey Alfonso XIII, le otorgó el rango de Ciudad.

Aún recuerdo el 8 de noviembre de 1972 en que os visité por primera vez. Aquel día inauguramos la Residencia Sanitaria Príncipes de España, un centro hospitalario presentado entonces como uno de los principales recintos sanitarios de España, y que actualmente es uno de los hospitales públicos más importantes del Estado, y uno de los principales puntos de referencia de la ciudad, por su trabajo sanitario y de investigación.

Como hace veintisiete años, hoy también tendré el placer de visitar otro equipamiento que estoy convencido va a contribuir a promocionar el nombre de L´Hospitalet. Me estoy refiriendo al Centro Cultural Tecla Sala, sede de la Biblioteca Central de la ciudad. Lo que fue una industria que dio trabajo y servicio a su colectividad, ha pasado a ser un centro cultural de primera magnitud. Un centro hospitalario para proteger la salud de las personas, y un centro cultural para proteger y aumentar la sabiduría de esas mismas personas. Dos equipamientos públicos diferentes pero cuyo denominador común son la comunidad a la que prestan servicio. Estas son las realidades que definen vuestra Ciudad como un lugar en que vivir, encontrarse y dialogar. Pues, además de cumplir las funciones para las que han sido creadas, van tejiendo una red de relaciones de las que surgen con el tiempo nuevas iniciativas y proyectos de largo alcance.

Os animo a seguir cultivando este talante, propio de la tradición urbana que es uno de los signos de identidad de Cataluña, y el que en primer lugar le suscita el afecto y simpatía de cuantos llegan a ella.

Sabéis bien a qué me refiero. Sois una ciudad con una personalidad bien definida, que es fruto del trabajo de muchos. L´Hospitalet es un compendio de gentes que han sabido encontrar su mundo y levantar su vida en los doce kilómetros cuadrados de este municipio. Una ciudadanía única, que nace de la comunión de muchas procedencias. Este es el espíritu que simboliza vuestra manera de ser.

Em consta que són molts els pobles i ciutats d'Espanya que s'han interessat pel vostre tarannà, aquesta paraula tan vostra, que significa una manera de ser específica i, sobre tot, la voluntat de mantenir-la.

Amb ella, heu esdevingut un referent de convivència, un model ciutadà en el qual el respecte als valors de les persones és la clau de la capacitat d'entendre's, i d'aquella cooperació que multiplica les energies i es tradueix en beneficis per a tots.

I aquesta realitat és important en un Estat de Dret. Allò que defineix millor la democràcia és la defensa dels valors fonamentals de les persones, de la seva dignitat i dels drets inviolables. Quan el respecte a aquests principis fa un pas endavant, i es transforma en participació en els projectes i interessos comuns, neix i es garanteix l'autèntica llibertat, aquella que és de tots i per a tots.

Us felicito per seguir aquest camí, i us puc avançar el suport que mereixen els vostres afanys i la manera amb la qual us esforceu per assolir-los.

Moltes gràcies.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+