Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de presentación del Informe COTEC

Madrid, 11.06.2001

A

cudo una vez más, con mucho gusto, a esta cita anual de Cotec, que nos permite actualizar el conocimiento de nuestra situación científica y tecnológica en el marco de la sociedad y en el contexto internacional en que nos movemos.

Soy consciente de vuestra preocupación por la transformación tecnológica de España, tan necesaria para potenciar nuestros recursos y extender sus beneficios y sus enormes posibilidades a todos los españoles. Este es el objetivo de nuestros afanes, el punto de convergencia de nuestros esfuerzos y el modo de cumplir sus objetivos fundacionales.

Con la experiencia adquirida, y la cooperación entre los diversos agentes, públicos y privados, que intervienen en los procesos de innovación, Cotec se ha ido enraizando en la sociedad. Hoy sus propuestas son escuchadas con atención en el ámbito tecnológico, social y cultural.

En nuestras sucesivas reuniones vamos comprobando cómo crece la sensibilidad por la innovación, y la modernización de nuestras empresas y del conjunto de nuestro sistema tecnológico. Así lo demuestra el constante aumento de la calidad de nuestros productos de alta tecnología, cada día más apreciados en el extranjero, y la excelencia de la producción científica de los investigadores españoles.

Sin embargo, la tecnología, la ciencia y la industria todavía no forman parte constitutiva de ese sistema de ideas vivas que, según Ortega y Gasset, define la cultura de cada tiempo. Todavía no ocupan el lugar que les corresponde en nuestro acervo cultural, y hemos de esforzarnos por conseguir superar esa barrera que impide un crecimiento social y cultural más fluido y más abierto. Nuestra reconocida capacidad creadora en las artes y en las letras debería tener su adecuado parangón en la ciencia, la industria y la tecnología.

Y en esa tarea de dar sentido y vigor a nuestra cultura, divulgando los avances científicos y tecnológicos, tratando de conseguir que todos los grupos sociales participen sin reservas en el gran debate de la cultura tecnológica de nuestro tiempo, deben colaborar también las empresas y el conjunto del sistema productivo.

La actualización de la estrategia de Cotec, definida en la reunión del Patronato que presidí recientemente, os compromete a que vuestras actividades sean más concretas y más susceptibles de aplicación inmediata. Un compromiso que se enmarca en un bien definido plan de actuación.

Es necesario incrementar nuestra capacidad científica, que las empresas se impliquen en el desarrollo de instrumentos eficaces de política tecnológica, y que Cotec siga contribuyendo a identificar los campos de innovación y desarrollo a los que las empresas y la investigación pública deben prestar mayor atención.

Habéis abierto también otras líneas de trabajo que se dirigen al entorno empresarial sin descuidar una preocupación constante por la cultura tecnológica del ciudadano.

Hoy las tecnologías no tienen fronteras, y su difusión puede permitir avances desconocidos hasta ahora en todas las actividades del hombre, en la educación, en el trabajo, en la salud, y, en general, en un incremento significativo del nivel de bienestar general de todos los hombres y mujeres en nuestro siglo.

En esta situación el espíritu empresarial tiene mucho que decir. Lo que la empresa representa de afán creativo, de asunción de riesgos, de energía y de decisión es un modelo para una sociedad dinámica sin fronteras tecnológicas, que ayude a mejorar la vida de los ciudadanos, y que se base en la idea de que las tecnologías deben estar al servicio de todos, sin exclusión alguna como participantes, con los mismos derechos a disfrutar de las ventajas de la modernidad.

Los esfuerzos que desde Cotec se están ya realizando para intercambiar iniciativas y avances tecnológicos con las empresas del área iberoamericana, donde están presentes un gran número de empresas españolas, constituyen una experiencia del mayor interés que nos señala el camino realista y posible en el que debemos perseverar.

Permitídme, una vez más, agradecer a los patronos de Cotec la importante labor que están realizando para fortalecer la idea de que el futuro de nuestro país depende de nuestra capacidad innovadora, creativa y solidaria. Es una labor que merece la pena, y en la que seguiremos trabajando con ilusión y esperanza.

Se levanta la sesión.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+