Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Évora.

Portugal(Évora), 04.06.2003

P

ermítame Señor Presidente que al iniciar mi última intervención prevista al concluir mi visita oficial a Portugal aquí en Évora me refiera al trágico accidente ferroviario ocurrido anoche en España, cerca de Albacete, que tanto nos ha conmovido a todos.

Quiero por ello expresar personalmente desde aquí mi más profundo pesar, de corazón, a todos los familiares de las víctimas y trasmitirles mi solidaridad en su dolor deseando a los heridos una pronta recuperación.

Seguidamente quisiera, señor Presidente, agradecer muy sinceramente el recibimiento que nos han dispensado en esta Ciudad, Capital del Alto Alentejo, de tanta importancia para la Historia de Portugal.

Me alegro muy especialmente de visitar oficialmente una de las ciudades más bellas y emblemáticas de Portugal, cuyos aledaños he podido conocer y apreciar con anterioridad de manera privada.

Pero de la belleza de esta ciudad, Patrimonio de la Humanidad, nos dan cuenta muchos monumentos y obras de arte. De la antigua?Liberalitas Julia? nos queda, entre otras muestras de su esplendor, el templo de Diana, auténtico?ex-libris? de la ciudad, verdadera reliquia de la civilización romana y raro ejemplar en la Península; o el antiguo Foro en la Plaza do Giraldo. Me impresionan asimismo la Iglesia de San Francisco, el Convento e Iglesia de Sâo Joao, los Palacios de Don Manuel y de los Condes de Basto, o el Colegio del Espíritu Santo, sede de la Universidad.

Una Universidad creada en el siglo XVI, que se constituyó pronto en un privilegiado punto de encuentro de intelectuales portugueses y españoles. Docentes como Luis de Molina, Francisco Suárez o Pedro da Fonseca son algunos ejemplos que conviene resaltar; ejemplos de una feliz relación entre las culturas de nuestros dos pueblos a favor de la modernización y la apertura al nuevo espíritu científico a las necesidades de los tiempos nuevos.

La Familia Real Española también se ha sentido muy cercana a Évora y a lo que su Universidad significa. Mi abuelo, el Conde de Barcelona, que residió muchos años en Portugal, era amigo personal del Prior del Convento de la Cartuxa, a quien visitaba frecuentemente. También mi madre, la Reina Doña Sofía, está vinculada desde el año 1996 a este Centro que le concedió un Doctorado?Honoris Causa?, formando parte del Claustro de esta Universidad.

Por éstas, y otras muchas razones, esta Visita me resulta especialmente entrañable y me permite apreciar la íntima relación existente entre nuestros dos países y, aún más, entre dos regiones tan extraordinarias como el Alentejo y Extremadura.

No me cabe duda de que las actividades académicas de la Universidad de Évora contribuyen excepcionalmente al estrechamiento de estas relaciones; la apertura en el curso 1994/95 de un Lectorado de Español, vinculado al Departamento de Lingüística y Literatura, supone una contribución decisiva en este sentido.

La proximidad geográfica a España, ha convertido a esta Ciudad en elemento fundamental para el desarrollo de las relaciones entre nuestros pueblos; su pujanza económica e intelectual favorecen, sin ningún género de dudas, el estrechamiento de vínculos y su futuro desarrollo en beneficio mutuo.

Concluyo hoy mi Visita oficial a Portugal con un renovado sentimiento de afecto, respeto y admiración hacia Portugal y la profunda convicción de que nuestras relaciones encierran un gran potencial que debemos seguir desarrollando desde la amistad sincera que se deben dos grandes Naciones vecinas que tanto han aportado a Europa y al mundo. Esta etapa de Évora é um verdadeiro broche de ouro final desta inesquecivel estadia em terras portuguesas. Muoito obrigado novamente, señor Presidente, pelo seu acolhimento e pela sua amabilidade.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+