Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Ayuntamiento de París

Francia(Ayuntamiento de París), 28.03.2006

S

eñor Alcalde,Señoras y Señores Concejales,Señoras y Señores Embajadores,Señoras y Señores,Quiero, ante todo, agradecer al Señor Alcalde, en nombre de la Reina y en el mío propio, su generoso recibimiento y las amables palabras que nos acaba de dirigir, llenas de afecto y simpatía hacia España y los españoles.Un sentimiento que ya pudimos percibir de modo personal cuando acudisteis a Madrid, en marzo de 2004, para acompañar a los madrileños y a todos los españoles en nuestro dolor por las víctimas del brutal atentado terrorista, que tan salvajemente acababa de golpear a la capital de España. El hermanamiento entre París y Madrid cobraba así la plenitud de su lógica y natural profundidad. Muchas gracias, Señor Alcalde, por aquel gesto tan cargado de amistad y solidaridad.París, esta asombrosa ciudad, multicultural y cosmopolita, ha tenido y sigue teniendo un especial significado para los españoles.París recibió a varios miles de nuestros compatriotas que, en una primera emigración económica y desde comienzos del siglo XX, se establecieron en sus suburbios industriales.Así, en la llamada andldquo;Petite Espagneandrdquo;, quedan aún testimonios vivos de aquella época, como el Hogar de los Españoles; también se ha inaugurado recientemente la nueva Casa de España de la Región parisina.Paris acogería más tarde a muchos españoles que tuvieron que exiliarse al término de la tragedia de nuestra Guerra Civil, dando lo mejor de sí mismos a su tierra de acogida, en la que junto a los franceses vivieron y sufrieron el espanto de la Segunda Guerra Mundial, hasta el punto incluso de perder la vida en la defensa de este país.París fue, asimismo, el destino de numerosos españoles que durante la pasada década de los sesenta y comienzos de los setenta generaron una nueva oleada migratoria. Aún escuchamos sus ecos -por sólo mencionar un lugar representativo- en el barrio de Passy, donde todavía, en la Rue de la Pompe, la iglesia española y el Colegio García Lorca prestan sus servicios a nuestra comunidad.París ha sido finalmente, sobre todo desde comienzos del siglo XX, referencia obligada y foco de atracción irresistible para muchos de nuestros mejores artistas e intelectuales.Aquí hallaron el caldo de cultivo idóneo para el libre debate de ideas y la independencia en la creación.Así, la capital francesa contribuyó a que fructificase el genio de Pablo Picasso, de Juan Gris, de Julio González, de Pablo Gargallo y de tantos otros que prestaron una aportación esencial a las artes plásticas contemporáneas.En París vivieron y trabajaron algunos de nuestros grandes músicos, como Isaac Albéniz o Manuel de Falla, o uno de nuestros más destacados cineastas, Luis Buñuel.Señor Alcalde,Tras más de un siglo de flujos migratorios hacia Francia, hoy los españoles que están en París lo están porque así lo han decidido. Unos porque, después de muchos años en esta ciudad, la consideran tan suya que han optado por no retornar; otros, porque sus principales vínculos familiares se hallan aquí, con sus hijos y nietos; y tantos profesionales, empresarios, estudiantes o investigadores, porque siguen encontrando en esta gran ciudad oportunidades de desarrollo personal y profesional, como también hoy las encuentran muchos franceses en España .Los españoles han conseguido incorporarse a la sociedad francesa sin perder su identidad, respetando con toda lealtad los valores propios de Francia, pero aportando a la vez los rasgos que definen su propia personalidad, historia y cultura.Deseo subrayar el papel desempeñado por el movimiento asociativo, y saludar con afecto la presencia entre nosotros de representantes de las Federaciones, Asociaciones y Casas Regionales españolas de la Región parisina.Sabemos que el Ayuntamiento de París valora la contribución de tantos españoles al auge de esta capital. Un Ayuntamiento que se esfuerza desde hace muchos años por facilitar su integración, como lo demuestra el apoyo que le habéis dispensado siempre, Usted y su equipo andndash; del que no puedo dejar de citar a su primera Adjunta, la gaditana, Anne Hidalgo-.Antes de concluir, quiero realzar la labor tan difícil, y al mismo tiempo tan apasionante, que supone estar al frente de esta ciudad única, monumental y armoniosa; respetuosa del pasado, integradora y abierta al porvenir.Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+