Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el XXV Aniversario de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE)

Valladolid, 05.11.2007

P

ermítanme que inicie estas palabras agradeciendo a la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) su cordial invitación para presidir y clausurar este acto en el que conmemoramos su Vigesimo Quinto Aniversario. La Princesa y yo estamos encantados de volver a Valladolid y de recordar con orgullo 25 años de trabajo y compromiso con el progreso y el bienestar de las gentes de esta tierra, de Castilla y León.

Vaya por delante nuestra felicitación más cordial a CECALE; sobre todo con nuestra gratitud por su extraordinaria labor en favor de esta Comunidad Autónoma y de su avance económico y social, lleno de ilusiones y éxitos.

Ese sentimiento de gratitud que expresamos hoy queremos extenderlo a la querida ciudad de Valladolid, sede de las Instituciones de Gobierno de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, por su afectuoso recibimiento, al que correspondemos humildemente con nuestro profundo cariño a todos los vallisoletanos.

Al Presidente de la Junta, al Presidente de CECALE, y al, por muchos años y hasta hace poco, Presidente de la CEOE, quiero expresamente agradecerles las palabras tan generosas que han querido dirigirnos.

Son palabras marcadas por la lealtad y el afecto a la Corona, dentro de la voluntad solidaria con que Castilla y León impulsa, junto a las demás Comunidades Autónomas, el progreso de una España, democrática y moderna; plural y diversa, pero sobre todo, unida en torno a los principios y valores que consagra nuestra Constitución de 1978.

A Castilla y León tuve la oportunidad, afortunada y grata, de visitarla oficialmente, recorriendo todas sus ciudades y provincias, e incluso algunos de sus pueblos singulares, hace ahora diez años. Fue una vista profunda que duró dos semanas y de la que guardo muchos recuerdos presididos por el afecto y el cariño que en todo momento recibí. Una vez más, pude entonces constatar el corazón noble y generoso de sus gentes, su respeto a la palabra dada, su laboriosidad y talento, aglutinados en torno a un profundo y arraigado amor a la libertad.

Castilla y León nos ha proyectado a los españoles, más allá de nuestras fronteras, también a través de los logros de tantas personalidades, como los de aquel insigne burgalés universal que fue Francisco de Vitoria, que contribuyó a sentar los fundamentos del moderno Derecho Internacional.

En este marco, quiero enfatizar el extraordinario activo que para Castilla y León constituye su capital humano. Un capital fruto de mucha sabiduría y mucho esfuerzo, acumulados a lo largo de la historia y fomentados en las aulas de vuestros centros académicos, que son muchos y de gran prestigio.

Castellanos y leoneses habéis demostrado empuje, ingenio y capacidad de iniciativa a lo largo de las últimas décadas, para ampliar y extender el progreso de esta Comunidad Autónoma en las ciencias y las técnicas, las humanidades y las artes, la agricultura y la industria, los servicios y el comercio.

Señoras y Señores,

Todos somos conscientes de la densa e intensa actividad empresarial, de la que sois representantes. Durante un cuarto de siglo de existencia, habéis sabido promover la creación de riqueza, en beneficio del progreso de esta Comunidad Autónoma y de toda España. Y desde la Confederación habéis sido, por ello, protagonistas relevantes de los cambios profundos que nuestro país ha experimentado en los ámbitos económico y empresarial.

Así, constatamos con satisfacción, como muchas empresas han demostrado una singular capacidad industrial para consolidar esta Comunidad como una economía tecnológicamente avanzada, capaz de competir en condiciones de igualdad con sus socios europeos a escala internacional. Destaca la especial aportación del sector del automóvil, de la industria agroalimentaria, de los servicios y de la construcción.

La economía de Castilla y León presenta un PIB que ha crecido de forma notable y unas exportaciones que se han duplicado en los últimos diez años. A ello se une una notable y progresiva tendencia positiva en la creación de empleo, así como un compromiso con las energías limpias y renovables.

Como Confederación, estáis empeñados en la necesidad de seguir fomentando el espíritu emprendedor y la capacidad de iniciativa. Las nueve organizaciones provinciales que se agrupan en CECALE, cuentan con un denominador común: su convencimiento de que las posibilidades de éxito pasan necesariamente por superar la tradicional estrategia de competencia sólo en precios.

Junto a la labor de las instituciones públicas en favor de la internacionalización y competitividad de las empresas, España cuenta aquí con empresarios innovadores cada vez más dispuestos a emprender la apasionante aventura de búsqueda de nuevos mercados fuera de nuestras fronteras.

La mayor presencia de España en el Mercado Único europeo y en los mercados emergentes de una economía mundial cada día más interrelacionada, requieren apostar por variables como la calidad, el diseño, la innovación, la tecnología, la marca, los servicios asociados a la venta, la comunicación, en definitiva, por variables intangibles que, cada vez son fuente de mayor valor.

En este contexto, habéis labrado y promocionado una fructífera colaboración con las Universidades, que aseguran la formación de grandes profesionales y os aportan los imprescindibles saberes científicos y tecnológicos para mejorar vuestros productos, bienes y servicios. Un objetivo al que CECALE presta su apoyo con proyectos como ?IDiPYME?, orientado a la ?identificación, estructuración y cuantificación de las actividades de I+D+i en las PYMEs?.

Al mismo tiempo, no quiero dejar de mencionar que en CECALE desarrolláis una labor formativa de alta calidad, un gran esfuerzo en la prevención de riesgos laborales, y una meritoria colaboración con los demás operadores económicos, los agentes sociales y las Administraciones públicas en el diálogo social, imprescindible en una sociedad participativa, democrática y cohesionada.

En definitiva, vuestra Confederación alienta el desarrollo de una economía cada vez más competitiva basada en la innovación y el conocimiento, que realmente es lo que define la orientación de la empresa española en el siglo XXI.

Felicitamos de corazón a Don José María Cuevas por el merecido ?CECALE de Honor? que acaba de recibir, así como a los tres ex Presidentes de esta Confederación por haber sido designados ?Presidentes de honor? de esta Entidad.

La Princesa se une a mí para reiteraros nuestra más cálida enhorabuena, por tantos logros alcanzados por CECALE, a lo largo de este primer cuarto de siglo de existencia. Unos logros que bien reflejan el afán de los castellanos y leoneses para seguir trabajando por esta Comunidad Autónoma y por una España siempre mejor.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+