Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Princesa de Asturias al recibir el Título de "Hija Predilecta" de la ciudad de Oviedo

Oviedo, 24.10.2007

Gracias, muchas gracias Señor Alcalde y Señores Miembros de esta Corporación Municipal por la generosidad y el afecto que el Ayuntamiento de Oviedo me demuestra al haberme concedido esta alta distinción.

Una generosidad y un afecto presentes en las amables palabras del Alcalde y del Presidente del Principado de Asturias. Quiero también agradecer la acogida tan cálida de quienes habéis querido acompañarme en este acto.

A todos, de corazón, mi mayor y más sentida gratitud.

Siento emoción y orgullo por estar hoy aquí con todos vosotros, por estar en mi ciudad, en el lugar donde tuve la suerte de nacer y crecer. Y donde recibo con todo cariño, en este Salón de Plenos que he pisado tantas veces, el título de Hija Predilecta de mi querida ciudad de Oviedo.

No es fácil encontrar las palabras justas con las que expresar el significado especial que tiene para mi venir a este acto solemne en compañía del Príncipe de Asturias, con quién comparto un intenso cariño por Oviedo y por toda Asturias. Él es Alcalde Honorario desde hace casi 20 años y les aseguro que me lo recuerda siempre con orgullo y gratitud.

No hay honor comparable al honor de ser acogida por la ciudad natal como hija predilecta cuando esta ciudad ha tenido hijos tan ilustres. Y quisiera corresponder a este privilegio dedicando mi afecto más profundo y mi admiración a Oviedo y a sus gentes. Aquí, viviendo cada día, aprendí a amar y admirar esta tierra, a Asturias, y a España entera.

Recibo el título y la insignia de Hija Predilecta con humildad, consciente de los importantes méritos de quienes me han precedido en esta distinción. Y lo recibo también con alegría por lo que representan esta ciudad y todos los ovetenses.

No hay honor comparable al honor de ser acogida por la ciudad natal como hija predilecta cuando esta ciudad ha tenido hijos tan ilustres. Y quisiera corresponder a este privilegio dedicando mi afecto más profundo y mi admiración a Oviedo y a sus gentes. Aquí, viviendo cada día, aprendí a amar y admirar esta tierra, a Asturias, y a España entera.

Una ciudad activa y tranquila, depositaria de un enorme patrimonio histórico, artístico y cultural y profundamente ligada a la Corona y al devenir de España, como ha dicho el Señor Alcalde. A su valiosa historia milenaria, se suma hoy un dinamismo y una proyección internacional que hacen de Oviedo una urbe moderna, asturiana, española y europea.

Oviedo es además la ciudad de mis recuerdos y podría hablar de miles de ellos, todos preciosos, de la vida que pasé aquí. Soy ovetense, hija y nieta de asturianos, y me siento muy apegada a ella. Aquí están mi colegio, mi instituto, el lugar donde sentí por primera vez que empezaba mi vida profesional.

Señor Alcalde y Señores Miembros de la Corporación Municipal, como Princesa de Asturias me comprometo a corresponder lealmente al título de Hija Predilecta de Oviedo ante quienes tenéis la representación legítima de sus ciudadanos.

Gracias otra vez por esta distinción. Habrá oportunidades pronto para que regrese a Oviedo junto al Príncipe de Asturias y nuestras hijas, las Infantas. Ellas sabrán, ya saben, que Oviedo está siempre en el corazón de sus padres.

Muchas gracias.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+