Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el rey en el almuerzo ofrecido en honor del Presidente de Kazajstan, Excmo. Sr. Nursultan Nazarbaev

Madrid, 30.10.2000

E

sta mañana nos invade de nuevo el dolor causado por el terrorismo ciego y criminal. ETA ha provocado un horrible atentado en Madrid que ha costado la vida a tres servidores del Estado y ha causado numerosos heridos.

A los familiares de los fallecidos y a los heridos queremos expresarles nuestra solidaridad y afecto más emocionados. Y a los asesinos, nuestra condena más firme, en la seguridad de que tarde o temprano pagarán sus crímenes.

Señor Presidente:

Hoy nos honra y nos satisface daros de nuevo la bienvenida a España, junto con las distinguidas personalidades que os acompañan. Confiamos en que vuestra estancia entre nosotros sea lo más grata y fructífera posible y redunde a favor del entendimiento, la cooperación y la amistad entre España y Kazajstán.

Ante todo, quisiera recordar con gratitud las atenciones que recibimos cuando visitamos vuestro hermoso país, en febrero de 1998. Vuestra cálida acogida y vuestra amable hospitalidad siempre quedarán en nuestra memoria con afecto y agradecimiento.

Desde entonces, España y Kazajstán han avanzado mucho en el fortalecimiento de sus relaciones bilaterales.

Tras la reciente apertura de nuestras respectivas Embajadas, se ha impulsado el diálogo político entre nuestros Gobiernos, hemos colaborado activamente en los principales foros internacionales, afianzando la presencia en Kazajstán de empresas españolas, y hemos identificado proyectos de cooperación.

Además, merced a las facilidades otorgadas por las universidades, academias y medios de comunicación de su país, que agradecemos profundamente, ha sido posible mejorar el conocimiento de nuestra lengua y nuestra cultura en Kazajstán.

Señor Presidente:

Ninguno ignoramos las dificultades y vicisitudes a que pueden estar sometidas las democracias jóvenes, especialmente  aquellas que se encuentran en encrucijadas culturales y pugnan por consolidarse entre dos mundos a los que sirven de puente.

Por ello, seguimos de cerca y valoramos los esfuerzos que, para avanzar y ahondar en el proceso democrático, realiza el gran país amigo que es Kazajstán, situado entre dos continentes.

Por un lado, Europa, comprometida con la ampliación de su área de prosperidad y la difusión de los valores de libertad y democracia que son el sustento de nuestra paz, estabilidad y bonanza.

Por otro lado, Asia, escenario de grandes cambios, de civilizaciones milenarias y de pujantes economías emergentes.

Por experiencia propia, y de no pocos países amigos, sabemos que sólo es posible asegurar un bienestar perdurable y una prosperidad firmemente arraigada, en un marco legal que garantice y proteja los derechos fundamentales del individuo, la igualdad de todos ante la ley, las libertades básicas y la transparencia administrativa.

Para culminar ese proceso hay que recorrer un largo camino, no exento de dificultades internas y externas. Por eso resulta necesario un esfuerzo constante apoyado en la voluntad política de establecer instituciones democráticas y flexibles.

Sabemos que en una nación como Kazajstán, que engloba a más de 130 grupos culturalmente diferentes, el mantenimiento de la armonía social y de la tolerancia interétnica constituye un objetivo fundamental. Queremos expresaros nuestro apoyo a la integridad territorial y la soberanía de Kazajstán, y a toda iniciativa que conduzca a afianzar la cohesión social y el Estado.

Señor Presidente: Las relaciones entre España y Kazajstán no se agotan en el marco puramente bilateral.

En el seno de la Unión Europea, España, como primer país que ratificó el acuerdo de colaboración y cooperación entre su país y la Unión Europea, apuesta por el acercamiento de Kazajstán a la Unión, con la confianza de que el leal cumplimiento de ese acuerdo por ambas partes es la base más firme y la fórmula más eficaz para avanzar progresivamente en esa dirección.

Igualmente, deseamos colaborar activamente con Kazajstán en el seno de OSCE para la defensa y el fomento de los principios democráticos. La colaboración entre nuestros dos países se extiende también a otras organizaciones internacionales de las que ambos formamos parte, en particular en el ámbito de las Naciones Unidas.

Conocemos y apreciamos los esfuerzos desplegados por Kazajstán para incrementar la estabilidad e impulsar la integración regional en el Asia central, factores ambos decisivos para garantizar la paz y la seguridad mundiales.

Por ello, deseamos que prosigan con éxito los trabajos de la Conferencia de Paz en Asia, reunida en Almaty por iniciativa suya, Sr. Presidente, y que se mantenga el diálogo entre los Jefes de Estado de la región para abordar los retos que se presentan, entre ellos la inmigración clandestina o la búsqueda de una fórmula común de lucha contra el terrorismo.

Compartimos la justificada inquietud de Kazajstán y somos sensibles a las palabras que vuestra excelencia pronunció en la Asamblea General de la ONU el 7 de septiembre pasado, para reclamar mayor atención mundial hacia la actual situación en Asia central.

Señor Presidente:

España está decidida a estrechar los lazos que unen a nuestros dos países y a desarrollar nuestra relación bilateral en toda su potencialidad, favoreciendo el conocimiento mutuo de nuestros pueblos.

La creación de un entramado jurídico en que apoyar las relaciones, el incremento de los contactos políticos y el aumento de las inversiones y de los intercambios económicos y comerciales deben ser las piezas esenciales de esta tarea.

El desarrollo de la cooperación cultural recién abierta servirá también para lograr un enriquecimiento mutuo y el acercamiento recíproco.

Señor Presidente:

Kazajstán siempre encontrará en España un país amigo, que se honra en recibiros cordial y afectuosamente y que siempre estará dispuesto a colaborar activamente en la consecución de metas comunes y en la defensa de los valores que compartimos.

Con este espíritu, levanto mi copa por vuestra ventura personal, por la prosperidad de nuestros pueblos y por el estrechamiento de los vínculos que nos unen.

Torneu a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+